• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla a la prensa, estado de Indiana (centro-este), 5 de noviembre de 2018. (Foto: AFP).
Publicada: martes, 6 de noviembre de 2018 0:29
Actualizada: martes, 6 de noviembre de 2018 1:12

El presidente Trump recula a su reiterada promesa de reducir a cero toda la venta de crudo iraní y lo vincula al ‘temor a un alza en el precio del petróleo’.

“Con el petróleo, es muy interesante. Tenemos las sanciones más severas que se han impuesto, pero en cuanto al crudo queremos ir un poco más lento porque no quiero impulsar los precios del petróleo en el mundo”, ha dicho este lunes a la prensa el mandatario de EE.UU., Donald Trump.

El inquilino de la Casa Blanca arguye que el retroceso en su anuncio sobre la medida contra el crudo iraní “no tiene nada que ver con Irán (...) Podría llevar al petróleo de Irán a cero inmediatamente, pero causaría un impacto en el mercado. No quiero elevar los precios del crudo”, agrega.

Este lunes ha entrado en vigor una nueva ronda de sanciones de EE.UU. que afecta varios sectores de la economía de Irán, sin embargo, el plan estadounidense de reducir “a cero” la exportación de petróleo iraní fue modificado con la eximisión temporal de ocho clientes del crudo del país persa.

En una rueda de prensa conjunta, los secretarios de Estado y el Tesoro de EE.UU., Mike Pompeo y Steven Mnuchin, respectivamente, han indicado que las excepciones se otorgan a China, La India, Corea del Sur, Turquía, Italia, Grecia, Japón y Taiwán, aunque según los titulares estadounidenses, tendrán una duración “muy limitada”.

Con el petróleo, es muy interesante. Tenemos las sanciones más severas que se han impuesto, pero en cuanto al crudo queremos ir un poco más lento porque no quiero impulsar los precios del petróleo en el mundo”, ha dicho el presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre el cambio en su plan de reducir a cero la venta de petróleo iraní.

 

EE.UU. ha reimpuesto sanciones a Irán desde su retirada el pasado mayo del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre el país persa y el Grupo 5+1 (entonces conformado por EE.UU., Rusia, Francia, el Reino Unido y China, más Alemania). En agosto, Washington puso vigente una primera tanda de sanciones antiraníes que afecta a la compra de dólares estadounidenses, el comercio de metales preciosos y la industria automotriz de Teherán. Los nuevos embargos apuntan a los intercambios de energía, al transporte y a las finanzas, también al Banco Central iraní

De acuerdo con muchos analistas, el plan estadounidense de cerrar el grifo de petróleo iraní ha sido un fracaso desde el principio, lo cual se evidencia ahora con la excepción otorgada a principales compradores del crudo persa.

Esto también lo confirma un artículo publicado por la revista estadounidense Foreign Policy, el cual explica que Trump no tendría éxito en cortar del todo las ventas de petróleo iraní, pues el mercado no cuenta con la capacidad necesaria para compensar el suministro de crudo iraní y, como consecuencia, subiría el precio del crudo de manera significativa.

De hecho, esta proyección, al parecer, no ha sido considerada por Trump. “Si se dan cuenta, los precios del crudo están bajando considerablemente, a pesar del hecho de que ya se ha agotado la mitad de su capacidad”, ha dicho el magnate republicano hoy lunes.

En esta jornada, tras el anuncio del nuevo paquete de sanciones antiraníes, el crudo Brent de Londres ha subido casi un 0,8 por ciento, a 73,41 dólares por barril, y los futuros del petróleo en Estados Unidos ganaban un 0,4 por ciento a 63,41 dólares por barril.

mtk/ncl/lvs/hnb

Comentarios