• El edificio de la Cancillería iraní en Teherán, la capital.
Publicada: sábado, 3 de noviembre de 2018 14:43
Actualizada: lunes, 5 de noviembre de 2018 18:41

Irán señala que la reimposición de las sanciones de Washington a Teherán “supone una gran decadencia moral y política para el régimen gobernante de EE.UU.”

EE.UU.  a partir de este lunes pondrá en marcha una nueva ronda de sanciones contra la industria naval, el sector de las finanzas y de la energía de Irán: esta es la segunda serie de restricciones de Washington desde que en mayo el presidente estadounidense, Donald Trump, sacó a su país unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015.

En un comunicado publicado este sábado la Cancillería de Irán ha condenado la decisión del Gobierno de EE.UU., señalando que no tendrá demasiado impacto negativo en la economía iraní, pero supone la “decadencia moral y política del régimen gobernante de EE.UU.”

El Ministerio iraní de Asuntos Exteriores aduce, asimismo, que tal medida viola tanto el acuerdo nuclear, de nombre Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), como la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Según el texto, pese a que “las presiones y hostilidades” han provocado sufrimiento a personas inocentes, a los niños y enfermos iraníes, EE.UU. no ha logrado impedir que el pueblo iraní siga el camino de la independencia y la resistencia.

La Cancillería iraní asegura que Teherán, con la colaboración de sus socios y sus capacidades nacionales, superará con éxito estos desafíos del Gobierno estadounidense y “no permitirá que el régimen de Trump alcance sus objetivos ilegítimos”.

Este mismo sábado el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha destacado que el objetivo de las sanciones estadounidenses es paralizar y frenar la economía iraní, pero estas restricciones no han hecho sino fortalecer la autosuficiencia del país.

Las sanciones no tendrán demasiado impacto negativo en la economía iraní, pero implican la “decadencia moral y política del régimen gobernante de EE.UU.”, según el Ministerio de Exteriores de Irán.

 

La decisión de Trump de reimponer las sanciones contra Irán ha provocado incluso las reacciones de los países aliados de EE.UU.

Francia, Alemania, el Reino Unido y, en general, la Unión Europea (UE) condenan las sanciones contra Irán, y prometen defender el pacto nuclear firmado entre Teherán y el Grupo 5+1 (formado en ese entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya ordenó el pasado mes de octubre a EE.UU. que suspendiera las sanciones relacionadas con los bienes humanitarios, medicamentos y la aviación civil iraní.

snz/rba/nii/

Comentarios