• Gobiernos latinoamericanos condenan política migratoria de Trump
Publicada: miércoles, 20 de junio de 2018 0:53
Actualizada: miércoles, 20 de junio de 2018 4:51

Los países latinoamericanos condenan la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de separar a los niños inmigrantes de sus padres.

En este contexto, los Gobiernos de México, Guatemala y Chile, cuya población se ha visto afectada por la llamada política de “tolerancia cero” del mandatario estadounidense, han criticado dicha medida racista y anunciado su preocupación respecto.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, ha pedido este martes el cese inmediato de esta política “inhumana”, considerándola una clara “violación de los derechos humanos”.  

Asimismo, el jefe la Diplomacia mexicana, en referencia a la visita de las autoridades de su país a los centros de detención y los albergues de migrantes, ha precisado que se han identificado 25 niños mexicanos no acompañados, y solo 7 de ellos están en el territorio estadounidense porque los demás han sido repatriados.

Nosotros creemos que ningún niño debe ser separado de sus padres”, ha declarado el canciller de Chile, Roberto Ampuero, condenando la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

 

En esta misma línea, el Gobierno de Guatemala ha anunciado la identificación de al menos 465 niños guatemaltecos entre los 2342 menores que fueron separados de sus familias entre el pasado 5 de mayo y el 9 de junio, de acuerdo con datos oficiales.  

A su vez, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, ha destacado la necesidad de “resguardar la dignidad y seguridad de los niños”. “Nosotros creemos que ningún niño debe ser separado de sus padres”, aduce.

A pesar de la dramática información aparecida este fin de semana sobre la situación de los menores, que han sido alojados en almacenes reconvertidos en centros de detención temporal, Trump insiste en continuar su política y la justifica con el pretexto de “procesar a sus padres por ingresar ilegalmente”.

La estrategia de separación de familias de Trump busca disminuir de alguna manera el masivo flujo migratorio desde la frontera mexicana. No obstante, las organizaciones internacionales de los derechos humanos han alertado de las consecuencias negativas de esta política.

fgh/hnb/nii/

Commentarios