• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izda.), y el líder norcoreano, Kim Jong-un.
Publicada: jueves, 26 de abril de 2018 16:24

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sugerido este jueves que puede que ni siquiera haya reunión con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, planteada para finales de mayo o principios de junio, ya que muchos de los elementos de su posible cumbre están en el aire.

“Podría ser que la negociación se termine muy rápido, respetuosamente pero puede pasar, o la reunión podría no tener lugar, quién sabe. Pero puedo decir esto, ellos quieren reunirse, ellos quisieron ir a las Olimpíadas”, ha declarado Trump durante una llamada telefónica en vivo en un programa matutino de la cadena local Fox News.

El presidente no obstante asegura que se manejan “tres o cuatro fechas” posibles para la reunión con el líder norcoreano y ha confirmado que hay cinco posibles lugares seleccionados que se están revisando para el encuentro.

Comenta, además, que “las cosas están andando muy bien con Corea del Norte”, y ha recordado que antes las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos eran “muy, muy desagradables” con el intercambio de apodos e insultos como el del 'hombre cohete', aunque no ha dejado de señalar que el resultado del encuentro es aún incierto. 

Podría ser que la negociación se termine muy rápido, respetuosamente pero puede pasar, o la reunión podría no tener lugar, quién sabe. Pero puedo decir esto, ellos quieren reunirse, ellos quisieron ir a las Olimpíadas”, indica el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

El mandatario republicano ha explicado el reciente viaje del jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y pronto secretario de Estado, Mike Pompeo, quien se reunió con Kim Jong-un, que aunque no formaba parte de su agenda, se reunió con Kim durante más de una hora.

“Tenemos imágenes increíbles de los dos hablando y reuniéndose que me encantaría difundir”, ha afirmado el presidente.

Las declaraciones de Trump se producen en vísperas del histórico encuentro entre Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que se produce como gesto de buena voluntad entre ambos países, que el año pasado protagonizaron una tensa escalada de tensiones que aumentó la amenaza de una guerra nuclear en la península coreana.

Estas cumbres forman parte de un cambio y ligera disminución de la tensión en la zona que empezó con la participación de Pyongyang en los Juegos Olímpicos en Corea del Sur el pasado febrero y ha continuado con anuncios como el del pasado sábado sobre la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles balísticos por parte de Corea del Norte.

snr/ktg/aaf/mkh

Comentarios