• El fundador de Wikileaks, Julian Assange, habla con la prensa desde la embajada ecuatoriana en Londres (capital del Reino Unido), 5 de febrero de 2016.
Publicada: martes, 3 de enero de 2017 9:54

Lo que busca Barack Obama en las acusaciones del hackeo ruso en las elecciones de EE.UU. es deslegitimar al presidente electo Donald Trump, dijo Julian Assange.

“Están intentando deslegitimar la Administración de Trump”, manifestó el fundador de Wikileaks en una entrevista con el canal de televisión estadounidense Fox News, que será publicada este martes por la noche.

Assange volvió a rechazar que Moscú le hubiera entregado los documentos de los correos electrónicos obtenidos a través del hackeo de los servidores del Comité Nacional del Partido Demócrata de EE.UU., los cuales afectaron seriamente la campaña de la candidata demócrata a la Casa Blanca Hillary Clinton.

Están intentando deslegitimar la Administración de Trump”, manifestó el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Desmintió otra vez más las alegaciones de la Administración de Obama y varias instituciones estadounidenses de que Rusia accedió a los documentos en cuestión por medio de ciberataques y después los entregó a Wikileaks para influir en los comicios presidenciales del país estadounidense.

 

En este sentido, el activista australiano —que hablaba desde la embajada de Ecuador en Londres (capital británica), donde se encuentra desde hace más de cuatro años—subrayó que “nuestra fuente no es un Estado parte”, reiterando que Wikileaks no cooperó con el Kremlin.

No obstante, Moscú también rehusó su implicación en este asunto, postura con la que está de acuerdo el presidente electo de EE.UU. quien tildó de “ridícula” la conclusión de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y acusó a los demócratas de dar alas a esta trama debido a que sufrieron la mayor derrota electoral de toda la historia.

De cualquier manera, Obama decidió imponer una serie de sanciones contra Rusia, incluyendo la expulsión de 35 diplomáticos rusos, a tan solo unas semanas antes de que dejara el Despacho Oval, una medida que no fue respondida por su par ruso, Vladimir Putin, quien espera ver cómo funciona Trump en la oficina.

zss/rha/hnb