• Un vehículo policial objeto de la violencia desatada el sábado por la noche en Milwaukee después de que un agente matara a un hombre supuestamente armado.
Publicada: lunes, 15 de agosto de 2016 6:30
Actualizada: lunes, 15 de agosto de 2016 9:58

El gobernador de Wisconsin (norte de EE.UU.) ordenó el domingo el despliegue de la Guardia Nacional tras el registro de disturbios en la ciudad de Milwaukee.

El gobernador estadual Scott Walker dio la orden por petición del sheriff de Milwaukee, David Clarke, a raíz de los disturbios y protestas registrados en esta ciudad después de que la Policía matara a un sospechoso afroamericano.

Según la versión de la Policía de Milwaukee, el joven de 23 años, residente de esta ciudad, murió por los disparos que lanzó un agente cuando intentaba huir a pie, junto con otro hombre, tras ser retenido el coche en el que viajaban. Asegura, también que la víctima portaba una pistola semiautomática.

Esta muerte provocó una concentración de más de 100 personas en el lugar del incidente y fue entonces cuando estallaron violentos choques; los indignados denunciaron la violencia policial contra los afroamericanos y prendieron fuego a un vehículo policial.

Las autoridades estadounidenses anunciaron que como consecuencia de los choques durante esa jornada de violencia un total de cinco personas resultaron heridas —un joven de 16 años y cuatro agentes policiales—y hubo 17 detenciones.

Durante una rueda de prensa, el alcalde de Milwaukee, Tom Barrett, informó que el joven fallecido se llamaba Sylville K. Smith y tenía un “largo historial de antecedentes criminales”. Aseguró también que tenía en su posesión un arma robada con munición en el momento de su muerte, si bien, no dio a conocer el nombre del oficial que efectuó los disparos.

Sylville K. Smith murió tras recibir disparos de la Policía.

 

De cualquier manera, el alcalde Barrett manifestó que aunque se dio orden del despliegue de la Guardia Nacional por temor a más disturbios, no se activará su presencia si no existe un motivo de peso para ello.

La brutalidad policial en EE.UU., sobre todo, contra la comunidad afroamericana y otras minorías, ha suscitado críticas de diversas organizaciones de derechos civiles ya que, a su juicio, la comunidad afroamericana es el blanco de una grave e incesante ola de abusos en los que están involucrados los policías.

zss/ncl/nal

Comentarios