• Llega a Teherán en visita oficial premier japonés Shinzo Abe
Publicada: miércoles, 12 de junio de 2019 11:34
Actualizada: miércoles, 12 de junio de 2019 13:29

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha llegado este miércoles a Teherán, en la primera visita de un premier nipón a la capital persa en más de 40 años.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha recibido al primer ministro japonés a su llegada al Aeropuerto Internacional de Mehrabad, en Teherán.

Durante su visita oficial a Irán, de dos días de duración, Abe se reunirá con el presidente iraní, Hasan Rohani, antes de hacerlo el jueves con el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

Conforme han planteado varios medios, el foco de la visita estará en las tensiones entre Irán y EE.UU., que se han disparado desde mayo de 2018, cuando el presidente Donald Trump se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015 y reimpuso embargos a la República Islámica.

Tokio ha expresado claramente su apoyo al Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), nombre del acuerdo entre Irán y el Sexteto —que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—, y ha instado a su aliado estadounidense a cumplirlo.

Pero, además de los embargos a Irán, Trump ha impuesto sanciones a terceros países que hagan negocios con Irán, lo que podría afectar a Japón, muy dependiente del petróleo persa.

Leer más: EEUU pide a Japón que deje totalmente de comprar crudo iraní

Leer más: Japón retoma importaciones de crudo iraní pese a sanciones de EEUU

Dadas la preocupación por la tensión creciente en Oriente Medio y la atención que presta la comunidad internacional a esta cuestión, Japón desea hacer todo lo posible para lograr paz y estabilidad para la región”, dice el primer minsitro nipón, Shinzo Abe, explicando el objetivo de su viaje a Irán.

 

Observadores políticos creen que Trump ve en las conversaciones de Abe con las autoridades iraníes una oportunidad para encontrar una salida al actual callejón sin salida de tensiones con Irán que han creado la política y la retórica de su propia Administración.

Antes de subirse al avión hacia Teherán, Abe expresó su interés por “intercambiar opiniones” con Rohani y el ayatolá Jamenei para “aliviar las tensiones” en el oeste de Asia, “sobre la base de los lazos de amistad tradicionales” entre Teherán y Tokio.

Leer más: Irán espera que la visita de Abe alivie las tensiones en la región

“Dadas la preocupación por la tensión creciente en Oriente Medio y la atención que presta la comunidad internacional a esta cuestión, Japón desea hacer todo lo posible para lograr paz y estabilidad para la región”, dijo el dignatario.

Aun así, fuentes gubernamentales japonesas han rechazado las conjeturas sobre una supuesta intención de Tokio de asumir un papel de “mediador” entre Teherán y Washington.

Un responsable del Ejecutivo nipón citado por la agencia francesa AFP ha dicho en esta línea que Abe no iba a Teherán a “mediar entre Irán y Estados Unidos”, sino que el objetivo primordial de su viaje es “aliviar las tensiones”. “Puede referirse al tema (de la mediación), pero eso no significa necesariamente que vaya a transmitir un mensaje (de Washington)”, agregó el funcionario.

En vísperas de la visita, Zarif y su homólogo japonés, Taro Kono, mantuvieron una reunión en la que abogaron por reforzar las relaciones bilaterales en las áreas política, económica y cultural.

tqi/mla/mnz/hnb

Comentarios