• La fachada de la Cancillería iraní en Teherán, la capital persa.
Publicada: domingo, 5 de agosto de 2018 16:01
Actualizada: domingo, 5 de agosto de 2018 17:36

Arabia Saudí acepta emitir un visado a un diplomático iraní que se encargará de dirigir la sección de intereses de Irán en la ciudad saudí de Yeda.

La monarquía saudí ha acordado otorgar una visa a Mohamad Alibek, quien es actualmente jefe del Departamento de Omán y Yemen en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, ha informado este domingo la agencia oficial iraní de noticias IRNA, citando una fuente diplomática informada.

“Los observadores contemplan esta decisión como un paso diplomático positivo entre ambos países”, ha añadido el informe.

Se espera que la oficina se establezca dentro de la misión diplomática suiza en Arabia Saudí, sobre la base de un acuerdo firmado en octubre de 2017 que convierte al país europeo en mediador entre Teherán y Riad.

El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, adelantó ayer sábado la decisión del país persa para abrir una sección de intereses en el territorio saudí. “Se han logrado avances en las últimas dos semanas y creo que hay indicios de que la sección se abrirá y se volverá operativa”, precisó el vocero.

Los observadores contemplan esta decisión como un paso diplomático positivo entre ambos países”, ha añadido un informe de IRNA, en alusión a la decisión de Riad de emitir un visado a un diplomático iraní que se encargará de dirigir la sección de intereses de Irán en la ciudad saudí de Yeda.

 

Se trata de una decisión inusual desde que las relaciones entre Irán y Arabia Saudí comenzaron a deteriorarse en septiembre de 2015 debido a la muerte de un gran número de fieles musulmanes, entre ellos cientos de iraníes, en una avalancha humana mientras estaban llevando a cabo los rituales del Hach (peregrinación) en Mina, cerca de la ciudad sagrada de La Meca.

Pocos meses después, en enero de 2016, quedaron interrumpidos los lazos diplomáticos entre ambos países a raíz de las protestas en el país persa por la ejecución del sheij Nimr Baqer al-Nimr, destacada figura de la oposición saudí.

La República Islámica ha propuesto en múltiples veces celebrar un foro de diálogo regional para resolver las discrepancias entre los países de la zona.

En diciembre, el presidente iraní, Hasan Rohani, dijo que Irán estaba dispuesto a restablecer sus relaciones con Arabia Saudí si el reino pone fin a su agresión militar a Yemen y corta su “amistad errónea” con el régimen de Israel.

ftm/lvs/rba/hnb