• El vocero de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, durante una entrevista con el portal de noticias Shafaqna.
Publicada: lunes, 19 de marzo de 2018 9:57

Irán tiene buenas relaciones con sus vecinos árabes salvo Arabia Saudí, a quien le considera un flagelo para Oriente Medio, Riad no ha llegado a su madurez política para dirimir las tensiones, ha aseverado el vocero de la Cancillería persa Bahram Qasemi.

“A pesar de que hemos anunciado en reiteradas ocasiones nuestra disposición para sentarnos a negociar las cuestiones en disputa con la monarquía árabe, las autoridades saudíes no dejaron de insistir en sus medidas antiiraníes” ha dicho el diplomático en una entrevista concedida el domingo a la agencia de noticias Shafaqna.

El alto cargo iraní censuró la influencia negativa dejada por Arabia Saudí en la conducta política de los países ribereños del Golfo Pérsico, para luego poner de relieve que pese a las injerencias saudíes, la República Islámica de Irán ha estrechado buenos lazos con sus vecinos árabes como Catar, Omán y Kuwait, entre otros.

El mal comportamiento de Arabia Saudí, ha proseguido, se deben a las cantidades masivas de armas que le abastece el Occidente, lo cual da lugar al espíritu belicista de este país.

A pesar de que hemos anunciado en reiteradas ocasiones nuestra disposición para sentarnos a negociar las cuestiones en disputa con la monarquía árabe, las autoridades saudíes no dejaron de insistir en sus medidas antiiraníes” ha dicho el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi.

 

En este contexto, el funcionario iraní declaró que Irán ha intentado varias veces resolver las discrepancias con Riad, empero, después de lograr el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1(EE.UU., El Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), conocido oficialmente como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en ingles), las posturas hostiles de los saudíes se intensificaron contra Irán.

En el año 2015, el régimen de Riad anunció la ruptura de las relaciones con Irán pretextando las enérgicas críticas de Teherán por la tragedia en Mina, la ejecución del prominente clérigo chií, el sheij Nimr Baqer al-Nimr, por parte de Arabia Saudí, así como el asalto a sus sedes diplomáticas en el país persa.

Hace días, el príncipe heredero saudí Mohamad bin Salman, amenazó en una entrevista con la cadena estadounidense CBS que no tardará en fabricar bombas atómicas en caso que sea necesario para contrarrestar a Irán.

mpm/ktg/mjs