• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif (dcha.), habla en un evento en el Instituto de Estudios Estratégicos en Islamabad, 12 de marzo de 2018.
Publicada: martes, 13 de marzo de 2018 10:22

“Irán será el primero en salir en defensa de Arabia Saudí si es agredida por un tercer país”, aseguró el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, quien reafirmó el compromiso de Teherán a contribuir a la seguridad de todos los países de la región, incluida la monarquía saudí.

El jefe de la Diplomacia persa, en sus declaraciones del lunes ante los medios de comunicación paquistaníes en Islamabad, hizo hincapié en que “la seguridad y la estabilidad de los países de la región, incluido Irán, están entrelazadas”

Precisó que la República Islámica de Irán ya había manifestado su disposición a entablar diálogos con Arabia Saudí a fin de atajar la tensión y normalizar las relaciones bilaterales.

“El problema es que los saudíes creen que el hecho de que el mundo piense que son amenazados por parte de Irán les puede beneficiar”, asegura el máximo diplomático de Irán.

Zarif, sobre Teherán y Riad, comentó que pueden cooperar en la reconstrucción de Irak y Siria, dos países azotados por conflictos y ofensivas terroristas, pero antes deben resolver sus propios problemas en la mesa de las negociaciones.

“No tenemos ninguna razón para enemistarnos, pero advertimos (a Arabia Saudí) de que no puede suministrar su seguridad actuando allende sus fronteras”, ha precisado el ministro iraní de Asuntos Exteriores.

Las tensiones entre Riad y Teherán se agravaron en enero de 2016, cuando el país árabe rompió sus relaciones diplomáticas y comerciales con Irán debido a las protestas en el país persa por la ejecución de la prominente figura de la oposición saudí, el sheij Nimr Baqer al-Nimr.

Irán será el primero en salir en defensa de Arabia Saudí si es agredida por un tercer país”, aseguró el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

 

Desde entonces la monarquía saudí ha recurrido a todas las medidas de presión posible contra Irán, incluso acusaciones sin fundamento sobre que Teherán se inmiscuye en los asuntos internos de otros países de la región y atenta contra la estabilidad del Oriente Medio.

Irán ha rechazado todas las acusaciones, y llama a los países vecinos a dialogar para resolver las discrepancias y promover la seguridad en la región.

ftm/nii/

Comentarios