• El lanzamiento de un misil por parte del CGRI de Irán durante ejercicios militares Payambar Azam (El Gran Profeta) 14, 29 de julio de 2020. (Foto: Tasnim)
Publicada: jueves, 30 de julio de 2020 17:25
Actualizada: jueves, 30 de julio de 2020 18:43

El Cuerpo de Guardianes de Irán asegura que defenderá la soberanía del país ante amenazas y que dará una respuesta contundente a cualquier agresión.

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán “dará una respuesta contundente, firme y definitiva a los agresores a la patria islámica”, ha comunicado este jueves el CGRI, al concluir los ejercicios militares, bajo el nombre en código Payambar Azam (El Gran Profeta) 14, que se llevaron a cabo por tierra, mar y aire en el área general de la provincia sureña de Hormozgan, el estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico.

El comunicado resalta que la estrategia de defensa de la República Islámica se basa en proteger “la independencia, la integridad territorial, la seguridad, los intereses nacionales y el área geográfica del país, especialmente las islas del Golfo Pérsico”.

Al respecto, la nota señala que las maniobras Payambar Azam 14 transmitieron un mensaje de la “preparación, la alerta y la disposición para la confrontación y resistencia” de los iraníes a “la arrogancia y a los que han puesto sus ojos codiciosos sobre los intereses del país”.

Mientras tanto, prosigue, el mensaje de los simulacros a los países amigos y vecinos es “la compasión, la convivencia, la paz y la amistad, además del poder y la firmeza” del CGRI.

 

El texto, del mismo modo, celebra la realización exitosa de dichos ejercicios, los cuales “lograron sus objetivos establecidos, y terminaron la implementación de todas las secuencias de los simulacros operativos combinados en tierra, aire, mar y espacio”, añade.

Al enumerar algunos simulacros hechos durante la maniobra, el comunicado subraya el lanzamiento sin precedentes de misiles balísticos desde instalaciones subterráneas, la destrucción de instalaciones de radar enemigas y el lanzamiento exitoso de misiles tierra-mar, mar-mar y tierra-tierra.

El martes, en la primera jornada de los ejercicios, el CGRI destruyó con misiles una réplica de un portaviones estadounidense en un ataque simulado en el Golfo Pérsico.

Los simulacros, según elaboran varios analistas y observadores, buscan mostrar que Irán no tiene miedo a las amenazas de EE.UU., a medida que siguen escalando las tensiones entre Washington y Teherán tras el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del CGRI, por Washington.

Irán, recordando la respuesta dolorosa que dio al asesinato terrorista del general Soleimani al atacar una base de EE.UU. en Irak, le ha alertado a Washington que no se atreva a actuar de nuevo contra el país persa, pues recibirá una reacción más contundente.

Las tiranteces entre los dos países se han agudizado esta semana tras el acoso peligroso de dos cazas estadounidense a un avión civil iraní en el espacio aéreo de Siria.

tqi/ctl/myd/rba