• Cuba realiza ejercicios militares en Día Nacional de la Defensa, 20 de noviembre de 2021.
Publicada: sábado, 20 de noviembre de 2021 23:26

Cuba celebra el Día Nacional de Defensa con entrenamientos militares establecidos en la estrategia “Guerra de Todo el Pueblo”, vigente ante una eventual agresión.

Esta jornada de prácticas militares puso fin este sábado a las maniobras Moncada 2021, que comenzaron el pasado jueves con el objetivo de estudiar las acciones para prevenir y enfrentar situaciones de riesgo y agresiones a la seguridad del país, en un escenario de “guerra no convencional” impuesto por Estados Unidos, afirmó el Gobierno cubano.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el expresidente Raúl Castro, así como otros dirigentes y jefes militares, participaron en este evento castrense, que tuvo lugar en La Habana, la capital

“Somos una Revolución consciente de que su ejemplo incomoda a quienes la adversan. Somos una Revolución que no sobreviviría, y eso hay que tenerlo bien claro, al error de descuidar su defensa. Hoy es Día Nacional De La Defensa, ejercicio genuino de participación popular”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

En la misma red social, el primer ministro Manuel Marrero Cruz señaló que “el pueblo uniformado” participa en los ejercicios del 20 de noviembre para prepararse en la defensa de la soberanía de la isla.

 

Los ejercicios militares Moncada se han realizado esporádicamente con el objetivo de “incrementar el nivel de preparación y cohesión de los órganos de dirección y de mando en todos los niveles, las tropas, la economía y la población”.

La primera vez que se llevaron a cabo fue en 1980 –los más destacados se desarrollaron en 2007 y 2008– y son convocados generalmente como un llamamiento a Estados Unidos al que pide “no subestimar” al pueblo cubano.

Moncada 2021 tuvo lugar en los días en que la oposición cubana, con el apoyo de Washington, había llamado a los cubanos a vestirse de blanco y volcarse el lunes, 15 de noviembre, a las calles en todas las ciudades de la isla.

Sin embargo, la marcha, considerada “ilegal” por las autoridades cubanas, no se realizó ni en La Habana, la capital, ni en ninguna otra ciudad, y se observó un ambiente de relativa normalidad en todo el país.

El Gobierno cubano considera las marchas opositoras como un “golpe suave” y una “provocación” que busca una intervención en la isla y un cambio de la forma de gobierno, la cual fue elegida por el pueblo en las urnas.

sre/ncl/rba