• Un misil aire-tierra Taurus, disparado desde un avión de combate F-15K, 12 de septiembre de 2017.
Publicada: martes, 13 de marzo de 2018 19:02

Corea del Sur ha firmado un contrato para comprar 90 misiles guiados aire-tierra antibúnkeres, llamados Taurus, con un alcance de 500 kilómetros, para hacer frente a supuestas amenazas de Corea del Sur, ha informado este martes un portavoz militar surcoreano.

Este tipo de misiles de largo alcance son capaces de destruir las principales instalaciones de Corea del Norte, estaciones de radar e incluso la residencia del líder norcoreano, Kim Jong-un, ha explicado el portavoz de la Administración del Programa de Adquisiciones de Defensa de Corea del Sur (DAPA, por sus siglas en inglés), Kang Hwan-seok, de acuerdo con la información proporcionada por la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El portavoz surcoreano ha añadido que el contrato fue firmado a finales de febrero en consonancia con su programa de introducir un sistema de armamento, a pesar de la distensión en la península coreana.

Recordar que Corea del Sur adquirió 170 misiles Taurus guiados de precisión en 2016, conocidos como misiles destructores de búnkeres. La mayoría de ellos están incorporados a los aviones de combate F-15K.

 

El comité gubernamental del programa de la industria de la defensa de Corea del Sur decidió el año pasado comprar 90 misiles Taurus más debido a la urgencia de reforzar el sistema de ataque preventivo Kill Chain (“Cadena de Destrucción”) del país, frente al rápido desarrollo de los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

El nuevo acuerdo militar de Corea de Sur ha sido rubricado en medio de la apertura de los diálogos entre las autoridades de las dos Coreas para rebajar las tensiones en la península de Corea.

Pyongyang y Washington recientemente han reducido el tono después de una fuerte escalada de tensiones debido a las maniobras de EE.UU. en las aguas coreanas y, paralelamente, las pruebas misilísticas de Corea del Norte.

El líder norcoreano le anunció a Seúl una posible suspensión de sus ensayos misilísticos, una noticia que fue saludada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien la calificó de ‘muy positiva’.

snz/anz/myd/rba

Commentarios