• Miembros de la disuelta guerrilla FARC desplegaos en un campo militar, 25 de enero de 2017.
Publicada: martes, 17 de julio de 2018 6:51

Los guerrilleros disidentes de las FARC que rechazan el acuerdo de paz firmado en 2016 con el Gobierno colombiano, adelantan un plan para reactivar al grupo.

De acuerdo con un informe publicado en la más reciente edición de la revista local Semana, los responsables de la reorganización del grupo armado son Gener García Molina, alias “John 40”; Miguel Botache, alias “Gentil Duarte”, y Édgar Salgado, alias “Rodrigo Cadete”.

Los tres son disidentes del histórico frente primero de la disuelta guerrilla las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “una de las estructuras madre de esa guerrilla”, e iniciaron adelantar la idea de agruparse a finales de 2016, afirma la fuente, asegurando que dicho plan podría dañar el acuerdo de paz firmado entre las FARC y Bogotá.

La firma del acuerdo ha permitido reducir la violencia del conflicto armado más extenso de América Latina, que ha dejado 220 000 muertos y millones de desplazados. 

Al menos 13 000 integrantes de las FARC, incluidos unos 7000 combatientes, se desmovilizaron y entregaron sus armas en cumplimiento del acuerdo de paz que incluyó la conformación de un partido político, llamado Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Los tres disidentes también aseguran que los grupos están trabajando unidos, recogiendo plata y moviendo sus bases entre las comunidades.

La revista añade que los disidentes tienen la intención de convocar a 8000 combatientes para antes de finales de 2019 y reactivar la disuelta guerrilla.

En Colombia hay 29 grupos disidentes de las FARC y 11 de ellos han mostrado hasta el momento su intención de ser parte de dicho proceso, dice la fuente.

Colombia, con su triste experiencia de más de 53 años de guerra, no se debe aterrar de que todos estos grupos tengan intenciones y planes macabros”, dice el comandante de las Fuerzas Militares, el general Alberto José Mejía, en alusión a la reorganización de las FARC por los disidentes.

El plan de “reformación” ha provocado críticas entre las autoridades del Gobierno de Bogotá. El comandante de las Fuerzas Militares, el general Alberto José Mejía, aseguró el lunes que se están desarrollando operaciones para evitar que las disidencias se reagrupen en una sola organización.

“Colombia, con su triste experiencia de más de 53 años de guerra, no se debe aterrar de que todos estos grupos tengan intenciones y planes macabros”, sostuvo Mejía.

Los disidentes hablan de la reformación en un momento en que el partido político, nacido de la guerrilla FARC, ha denunciado en reiteradas ocasiones la falta de cumplimiento por parte del Gobierno de Colombia con los puntos acordados en el pacto de paz.

Además de resaltar las deficiencias en el proceso de reincorporación política de los exguerrilleros, el partido político ha señalado que Bogotá no ha cumplido con la parte socioeconómica que vela por la reintegración de los otrora miembros de las FARC, lo cual catalogó como una medida que “nunca despegó”.

alg/lvs/mkh

Comentarios