• La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, ofrece una rueda de prensa en Pekín, la capital.
Publicada: martes, 1 de diciembre de 2020 22:03

China reitera su apoyo al acuerdo nuclear de 2015 e insiste en que el pacto debe ser la piedra angular para resolver disputas sobre el programa nuclear iraní.

China cree que no importa cómo evolucione la situación, los esfuerzos continuos para defender e implementar el JCPOA (PIAC) deberían servir como requisito previo básico para cualquier solución política al problema nuclear iraní”, ha subrayado este martes la portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, usando las siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta, como se conoce oficialmente al acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

Sobre la próxima reunión de la Comisión Conjunta del JCPOA a nivel de directores políticos que se celebrará el 16 de diciembre en Viena (Austria), la diplomática china ha manifestado su esperanza de que todos los firmantes del pacto aprovechen la cita como una oportunidad para “consolidar el consenso de defender e implementar fielmente el JCPOA y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU)”.

La vocera de la Diplomacia china ha instado a Estados Unidos volver a la racionalidad y regresar al pacto nuclear. “Esperamos que la parte estadounidense vuelva a la razón y al enfoque práctico, que regrese al JCPOA pronto y tome acciones concretas para asumir su debida responsabilidad en la defensa del régimen internacional de la no proliferación nuclear, la paz y la estabilidad en Oriente Medio”, ha concluido.

 

Los comentarios de Hua se producen en un momento en el que el PIAC firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (integrado entonces por Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), vive un futuro incierto desde que la saliente Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, ordenara, en mayo de 2018, la retirada de Washington del acuerdo para obligar al país persa a firmar un pacto más intrusivo.

Y no contento con su medida ilegal, EE.UU. presionó a sus socios europeos para que siguieran sus pasos y abandonaran el convenio nuclear. Europa, pese a mantenerse dentro del acuerdo, por lo menos de palabra, no hizo nada para zanjar la crisis.

Ante la salida unilateral de EE.UU. del PIAC  y el incumplimiento por la parte europea de sus compromisos adquiridos bajo el pacto, Irán dio varios pasos —en virtud de los artículos 26 y 36 del JCPOA— para reducir algunas de sus obligaciones estipuladas en el convenio.

Teherán, no obstante, aclara que sus pasos son reversibles y volverá a implementar plenamente el acuerdo en caso de que otros signatarios hagan lo mismo.

ftm/lvs/mjs