• Vehículos militares transportan misiles DF-21D en un desfile militar en China.
Publicada: domingo, 15 de noviembre de 2020 7:37

Pekín realizó un simulacro de lanzamiento de misiles contra un barco en el mar de la China Meridional, lo que supone una advertencia a EE.UU.

El Ejército chino lanzó en agosto pasado dos misiles “asesinos de portaviones” en una maniobra en el mar de la China Meridional, los cuales alcanzaron un barco que simulaba un objetivo, reveló el sábado el diario local South China Morning Post, citando a Wang Xiangsui, un excoronel.

De acuerdo con la información, los misiles, modelos DF-26B y DF-21D, fueron disparados desde la provincia noroccidental de Qinghai y la oriental de Zhejiang.

“Lanzamos el DF-21 y el DF-26, y los misiles impactaron contra un buque que navegaba al sur de las islas Paracelso”, dijo Wang.

 

El también profesor en la Universidad de Beihang en Pekín (capital china) informó de que el simulacro se había realizado un día después de que China detectara un avión espía Lockheed U-2 estadounidense en el distrito norte del mando del Ejército de Liberación Popular (ELP), área en que se realizaban prácticas de tiro con municiones reales.

Conforme elaboró Wang, con dichos lanzamientos, China envió “una advertencia a EE.UU.”, dada la propia “provocación” desatada por el país norteamericano.

El avance militar del gigante asiático se produjo en medio del aumento de las tensiones entre Pekín y Washington, entre otros, por el aumento alarmante de la presencia militar de Estados Unidos en la región Asia-Pacífico, sobre todo en las disputadas aguas del mar de la China Meridional y el estrecho de Taiwán.

El Gobierno chino ha advertido en reiteradas ocasiones a EE.UU. del creciente riesgo de un “enfrentamiento”. Ante tal coyuntura, el presidente de China, Xi Jinping, ha ordenado al Ejército de su país a centrarse en la preparación para la guerra.

tqi/ctl/ftn/mjs