• El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela (dcha.) y el canciller chino, Wang Yi, durante una ceremonia en Panamá, 17 de septiembre de 2017.
Publicada: sábado, 21 de octubre de 2017 2:42
Actualizada: sábado, 21 de octubre de 2017 6:08

China refuerza sus vínculos con Panamá y recupera las posiciones que EE.UU. no le permitió ocupar durante mucho tiempo en el país centroamericano.

China se ha embarcado en el primer proyecto en Panamá después del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. China Harbour Engineering Company Ltd (CHEC) ha comenzado la construcción de un puerto para recibir cruceros.

El director del Centro para el Estudio de la Globalización y Modernización de China, Wang Zhiming, comentó el viernes a la agencia de noticias rusa Sputnik que el proyecto afirma el principio de ‘una sola China’ y el desarrollo de las relaciones de los dos países.

Wang señaló que el canal de Panamá es utilizado activamente por los buques chinos, por lo que ahora su papel en el aumento de los lazos bilaterales entre China y Panamá será esencial.

“Panamá, por su parte, podrá participar en el proyecto de la Gran Ruta de Seda. La cooperación entre China y Panamá tiene perspectivas muy amplias”, aseguró el responsable chino.

Hace unos años, cuando la reconstrucción del canal de Panamá estaba en plena marcha, unas compañías chinas intentaron involucrarse activamente en este proyecto, pero Estados Unidos boicoteó la iniciativa.

No obstante, en la actualidad las empresas chinas están recuperando gradualmente las posiciones que EE.UU. no les permitió ocupar durante mucho tiempo, destacó Wang  para luego asegurar que la actividad de CHEC es solo el primer ejemplo de esta actividad.

 

En septiembre pasado, el canciller chino, Wang Yi, visitó Panamá tras el establecimiento de los nexos diplomáticos entre ambos países en junio, cuando el Gobierno panameño acabó con décadas de relaciones con Taiwán para vincularse a Pekín.

El acercamiento de Panamá al gigante asiático se produjo en momentos en los que la constante situación de tensión entre Taiwán y Pekín aumentó tras la llamada de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, a su homólogo de EE.UU., Donald Trump, que podría implicar un apoyo a la independencia de la isla, algo que enojó a China, instando a Washington a respetar el principio de 'una sola China'.

snz/ctl/mnz/rba

Comentarios