• La policía chilena utiliza cañones de agua para dispersar a los estudiantes y profesores. 14 de mayo de 2015.
  • Miles de chilenos protestan contra las reformas educativas del Gobierno. 14 de mayo de 2015.
Publicada: jueves, 14 de mayo de 2015 21:06
Actualizada: viernes, 15 de mayo de 2015 0:50

Los Carabineros de Chile han utilizado este jueves gases lacrimógenos y cañones de agua para reprimir una manifestación de miles personas contra la reforma educativa impulsada por la presidenta del país Michelle Bachelet, en la capitalina ciudad de Santiago.

Construir una nueva educación pública y democrática. La educación está enferma de mercado, luchar es el remedio”, coreaban los manifestantes chilenos.

Según fuentes locales, los manifestantes, en su mayoría estudiantes y profesores, coreaban consignas y portaban pancartas con lemas como: “Construir una nueva educación pública y democrática” y “La educación está enferma de mercado, luchar es el remedio”, entre otras.

Las protestas, según los medios, se han extendido por distintos puntos del país, entre ellos las ciudades de Valparaíso (oeste) y Concepción (sur).

Se ha reportado que las fuerzas policiales han detenido a varios estudiantes por resistirse a las advertencias de la policía para desalojar las calles.

Carabineros detienen a un estudiante.

 

Por su parte, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Valentina Saavedra, ha expresado su preocupación por el incumplimiento de las promesas del Gobierno de Bachelet en el campo educativo, añadiendo que aún no se ha materializado el trámite de varios proyectos educativos como la gratuidad en las universidades.

En este contexto, los universitarios acusan a la Administración, especialmente al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, de no haber prestado atención a sus reclamaciones.

Un estudiante afectado por gas lacrimógeno

 

Al pedir a Eyzaguirre que cambie su actitud sobre las polémicas reformas educativas, Ricardo Sande, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), ha hecho hincapié en que dichas enmiendas carecen de apoyo significativo entre la clase estudiantil.

Durante los últimos meses, las reformas educativas han generado varias movilizaciones antigubernamentales. El pasado mes de abril, miles de estudiantes universitarios, junto a diversas organizaciones de trabajadores, se apoderaron de las calles de Santiago, para demandar una reforma estructural en la educación y decir no a la corrupción en el entorno educativo.  

A pesar de que el año pasado, el Gobierno anunció que a partir de 2016 la educación universitaria sería gratuita, la reforma educativa se ha convertido en el principal campo de batalla ideológica y política del país suramericano, no sólo entre el Gobierno y la oposición, sino también dentro de la propia coalición oficialista.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, llegó al poder en 2014, sustentada en la promesa de tres grandes reformas: la tributaria, ya realizada, una nueva Constitución, de la que hasta ahora se habla poco, y la educativa, que ha generado una inmensa polémica nacional.

alg/ybm/nal

Comentarios