• El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llega a la Estación de la Fuerza Aérea en Nueva Delhi, India, 24 de enero de 2020. (Foto: APF)
Publicada: sábado, 25 de enero de 2020 0:04
Actualizada: domingo, 26 de enero de 2020 3:04

El presidente de Brasil expone una vez más su visión racista ante los pueblos originarios, con un comentario que le podría costar cinco años de cárcel.

El indio ha cambiado, está evolucionando y convirtiéndose cada vez más en un ser humano como nosotros”, ha manifestado este viernes el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en referencia a la situación de los indígenas en la Amazonía.

La respuesta de las organizaciones indígenas no ha tardado en llegar, inmediatamente han apuntado el dedo acusador a Bolsonaro y han advertido que demandarán por racismo al mandatario. El racismo es un delito grave en Brasil y puede acarrear una sentencia de hasta cinco años de cárcel.

En Twitter, la líder de la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), Sonia Guajajara, ha urgido la necesidad de tomar cartas en el asunto. “Necesitamos detener a este hombre perverso”, ha escrito.

 

Las relaciones entre los indígenas y el Gobierno se han deteriorado después de la llegada Bolsonaro al poder en enero de 2019, debido por sus discursos y políticas que han provocado protestas y polémicas.

Durante su campaña electoral, el militar retirado, con una retórica agresiva, prometió que de ganar las presidenciales, no destinaría “ni un centímetro más” de tierra a reservas indígenas.

Los incendios en la Amazonía, que son los más extensos de este tipo en los últimos siete años, han causado incluso más manifestaciones y condenas por parte de los indígenas del país contra las medidas del jefe de Estado.

 myr/ctl/mkh

Comentarios