• El depuesto presidente boliviano, Evo Morales, habla en una rueda de prensa, Buenos Aires, la capital de Argentina, 27 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 1 de febrero de 2020 1:57
Actualizada: sábado, 1 de febrero de 2020 3:31

El depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales, denuncia cómo los actores golpistas intentan impedir su participación en las elecciones generales del 3 de mayo.

“Legalmente, nada me impide ser candidato, pero los golpistas quieren proscribirme y silenciarme, no lo lograrán”, ha aseverado este viernes Morales su cuenta en la red social Twitter.

También ha denunciado la detención ilegal de su apoderada en el país andino, Patricia Hermosa, responsable de realizar los procesos de postulación, y el robo de su documentación para evitar que se candidatice.

“No hay democracia, ni elecciones limpias cuando existen detenciones diarias y violación a las garantías constitucionales y a los derechos humanos”, ha afirmado Morales.

No obstante, el depuesto mandatario ha reiterado su aceptación a la propuesta del Movimiento al Socialismo (MAS) para ser candidato a diputado o senador de Bolivia y ha hecho hincapié en que los golpistas no conseguirán impedir su participación.

Morales entregó el lunes un poder a su abogada desde Argentina para poder registrarse como candidato en las elecciones generales del 3 de mayo.

El gobierno de facto de Bolivia, presidido por Jeanine Áñez, ha expresado su insatisfacción por la posible candidatura del líder indígena.

Áñez está presionando a Morales con una orden de detención por cargos de terrorismo, asociación criminal, alzamiento armado y otras infracciones relacionadas con las protestas populares que se desataron tras su dimisión, sin embargo, el exmandatario rechaza las acusaciones.

Tres semanas después de los comicios del 20 de octubre del año pasado, Morales se vio obligado a presentar la renuncia, el 10 de noviembre, debido a un golpe de Estado, orquestado por EE.UU., en su contra y el día siguiente salió del país rumbo a México y después a Argentina, donde recibió asilo político y sigue luchando por el pueblo boliviano.

myr/ctl/ncl/rba