• Un palestino con foto del rey bareiní durante una protesta contra la normalización de lazos entre árabes y el régimen de Israel.
Publicada: martes, 29 de septiembre de 2020 3:07

La oposición bareiní tacha de “ridículo espectáculo” la normalización con Israel y asegura que “la traición” de Al Jalifa a Palestina no quedará sin respuesta.

Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) firmaron el 15 de septiembre, los acuerdos de normalización de las relaciones con Israel en la Casa Blanca y se unieron a Egipto y Jordania, que habían establecido los nexos con el régimen usurpador en 1979 y 1994, respectivamente.

Sheij Husein al-Daihi, el vicesecretario general del principal partido opositor de Baréin Al-Wefaq, indicó el lunes a la cadena Al-Alam que “la normalización de Baréin y de otros regímenes reaccionarios árabes con el régimen sionista es un espectáculo ridículo que vendió el derecho legítimo de los palestinos”.

El alto miembro de Al-Wefaq, asimismo, alertó a los Al Jalifa que la monarquía no sacará ventajas por normalizar con el régimen usurpador, más bien, saldará perjudicada, pues “la traición” de Manama a la causa palestina no se quedará sin respuesta. Además, el pueblo bareiní jamás lo permitirá pese a las represiones.

“El pueblo bareiní se enfrentará a una normalización con Israel usando todos los medios posibles (…) La normalización política no convertirá al enemigo sionista en un amigo”, aseguró Al-Daihi.

 

El guion de la normalización, de acuerdo con Al-Daihi, no es algo nuevo, pues algunas monarquías habían mantenido durante años lazos “clandestinos” con el régimen de Tel Aviv. Sin embargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, decidieron hacerlo público para superar las crisis y los desafíos a los que se enfrentan económica y políticamente hablando.

Pese a todos los esfuerzos, el acuerdo israelí-estadounidense “está condenado al fracaso” y hará arrepentirse tanto a ellos como a los Gobiernos que han optado por una normalización y que han vendido prácticamente la causa palestina, adujo el dirigente de la oposición bareiní.

El jefe del Buró Político de la oposición de Baréin, Ali al-Fayez, por su parte, ha considerado la normalización con Israel de “una herramienta estadounidense” para hacer frente a la Resistencia.

Desde la revelación del pacto de normalización de los lazos entre los Al Jalifa e Israel, los bareiníes han realizado varias rondas de protestas callejeras. Además, 17 asociaciones y grupos políticos del pequeño país ribereño del Golfo Pérsico han expresado su repulsa a tal pacto.

ask/lvs/hnb