• Varios presos en la prisión de Jau, en el sur de Manama (capital), Baréin.
Publicada: lunes, 10 de agosto de 2020 18:27

Un grupo de presos políticos en Baréin se declara en huelga de hambre por las precarias condiciones en las cárceles del régimen y los malos tratos de los guardias.

Nayi Fateel, un destacado defensor de los derechos humanos bareiní, quien está condenado a 15 años de cárcel, ha informado en una grabación de audio filtrada que un grupo de presos políticos en diferentes centros penitenciarios del país se declaró el domingo en huelga de hambre debido a las malas condiciones de higiene en las cárceles, los malos tratos de los guardias penitenciarios, así como las restricciones que sufren para realizar rezos colectivos y prácticas religiosas.

En una grabación de audio, filtrada recientemente, Fateel, quien se encuentra en la prisión de Jau, en el centro de Manamá, la capital bareiní, ha denunciado que las autoridades han prohibido a los reclusos realizar sus prácticas religiosas, incluidos los rezos colectivos o los rituales del mes de Muharram.

Fateel figura entre los cientos de presos políticos en Baréin que está encarcelado simplemente por ejercer su derecho legítimo a la libertad de expresión y prensa. Él ha sufrido torturas y malos tratos en varias cárceles bareiníes.

 

Recientemente, más de 20 grupos de derechos humanos lanzaron una campaña para pedir a las autoridades bareiníes que liberen a los defensores de los derechos humanos y activistas políticos de la oposición que se encuentran detrás de las rejas.

El régimen de Manama responde con medidas represivas a las denuncias de los activistas y somete a juicios sumarios a los políticos y civiles opositores, afirman grupos pro derechos humanos, entre ellos, la organización Human Rights Watch (HRW).

ftm/ctl/rba/mkh