• Represión policial contra la oposición en Baréin deja un muerto
Publicada: domingo, 28 de julio de 2019 13:55

Un manifestante muerto es el saldo de un brutal ataque de agentes policiales contra una marcha pacífica de la oposición en Manama, la capital de Baréin.

De acuerdo con los medios locales, Muhamad Ibrahim al-Miqdad ha fallecido este domingo por la gravedad de las heridas recibidas mientras participaba en una manifestación la noche del sábado en la localidad Bilad al-Qadim, un suburbio de Manama.

En las imágenes difundidas en las redes sociales se ven a miles de los bareiníes en las calles de diferentes ciudades del pequeño país del Golfo Pérsico, protestando contra la reciente ejecución de tres personas por orden del régimen de los Al Jalifa.

El sábado, las autoridades bareiníes ejecutaron a tres personas, a pesar de la campaña de organizaciones de derechos humanos y organismos internacionales para detener la aplicación de la condena a muerte hasta nuevas investigaciones, pues existen indicios de que dos de los condenados habían confesado bajo tortura.

LEER MÁS: Primer informe sobre torturas sexuales en Baréin

LEER MÁS: ONU critica falta de garantías en juicios masivos de Baréin

 

Las autoridades del régimen bareiní han reforzado la presencia policial ante la posible reacción de la oposición por la ejecución de los jóvenes. La organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denuncia que estos condenados fueron sometidos a torturas con descargas eléctricas y golpes para obligarlos a confesar, y cuestiona que la sentencia tuvo lugar en un juicio masivo junto con otros 58 hombres.

La noche del sábado también varios grupos activistas se congregaron frente a la embajada bareiní en Londres (capital británica) para expresar su rechazo a los crímenes que está cometiendo el régimen Al Jalifa contra los disidentes.

Durante la protesta, los empleados de la embajada bareiní golpearon a un activista que pretendía subir el techo del edificio de la representación diplomática. En las imágenes de un vídeo, el activista Musa Akrawi dirigió un mensaje al primer ministro británico, Boris Johnson, para pedir que “llame a su amigo el rey Hamad [de Baréin] a detener las ejecuciones”.

LEER MÁS: Amnistía carga contra Baréin por violar derechos humanos

LEER MÁS: 2018, un año más de represión de disidencia en Baréin

Las nuevas ejecuciones se añaden a la larga cadena de represión que se ejerce contra los opositores bareiníes. En enero de 2017, tres activistas chiíes fueron ejecutados por presunta implicación en un atentado que en 2014 causó la muerte de tres policías. En abril de 2018, un tribunal militar confirmó la condena a muerte de seis activistas chiíes, después de condenarlos por el cargo de conspirar para asesinar al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas del país.

El régimen de Baréin desde 2011, cuando comenzaron las revueltas en el marco del despertar islámico, ha llevado a cabo una dura campaña de represión contra todas las voces disidentes. Los manifestantes exigen a diario que la monarquía Al Jalifa renuncie al poder y permita que se establezca un sistema justo que represente a todos los ciudadanos bareiníes.

mkh/ncl/hnb

Comentarios