• Ciudadanos bareiníes protestan contra el régimen de los Al Jalifa en Manama, la capital.
Publicada: jueves, 29 de noviembre de 2018 8:50

En medio de los esfuerzos de Israel para acercarse a los Estados árabes, 15 ONG bareiníes repudian la normalización de lazos con Tel Aviv y apoyan a Palestina.

En un comunicado, titulado “Iniciativa Nacional de Baréin contra la Normalización”, 15 organizaciones no gubernamentales (ONG) se han opuesto a los planes del premier israelí, Benjamín Netanyahu, de viajar al pequeño emirato del Golfo Pérsico.

El documento, publicado el martes en un evento propalestino en Manama, la capital bareiní, hace un llamamiento a toda la nación a manifestar su “categórico rechazo” a los intentos del régimen de los Al Jalifa de restablecer vínculos con el régimen de Israel.

Además, el texto hace especial hincapié en el derecho de la nación palestina a la autodeterminación para establecer un Estado independiente con la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) como su capital.

La causa palestina sigue siendo la cuestión primordial del pueblo bareiní, aseveran las oenegés en su nota, en la que defienden el derecho de los refugiados palestinos a retornar a sus tierras, usurpadas por Israel tras la creación del régimen de Tel Aviv en 1948.

 

La declaratoria “Iniciativa Nacional de Baréin contra la Normalización” también destaca que Israel es una “entidad sionista” fundada mediante la agresión y la ocupación de los territorios árabes en Palestina.

La semana pasada, un portavoz de la oficina de Netanyahu, Hani Maarzouk, adelantó que el premier tiene programado emprender un viaje a Baréin en un futuro cercano. “El Reino de Baréin será el próximo destino de Netanyahu”, dijo, señalando que la visita sería el preludio de nuevas relaciones.

En los últimos años, Israel ha estado manteniendo en secreto contactos con regímenes árabes como Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con miras a cerrar una alianza contra Irán. En esta vía, Netanyahu acabó con el secretismo realizando en octubre un viaje a plena luz a Omán para entrevistarse con el sultán Qabus bin Said.

Sin embargo, la opinión pública en los países árabes tiene una marcada oposición a la normalización de los lazos con Israel y lo consideran un golpe a la causa palestina y su lucha contra la ocupación. En Manama ha habido varias manifestaciones en contra del acercamiento.

Mientras tanto, los palestinos advierten al mundo árabe contra cualquier establecimiento de lazos con Israel e instan a evitar que los israelíes “se infiltren” en la comunidad islámica.

mjs/ncl/hgn/mkh