• Alberto Fernández jura como presidente de Argentina
Publicada: martes, 10 de diciembre de 2019 15:07
Actualizada: lunes, 16 de diciembre de 2019 5:34

Alberto Fernández asume la Presidencia de Argentina en una ceremonia, y recibe un país con una profunda crisis económica y una millonaria deuda con el FMI.

“Es hora de ser conscientes de las profundas heridas que hoy padecemos, con tiempo, sosiego y, sobre todo, humanidad. Debemos reconstruir los vínculos esenciales entre nosotros”, ha afirmado Fernández en un discurso pronunciado ante la Asamblea Legislativa, tras juramentar este martes como nuevo presidente de Argentina, sucediendo en el cargo a Mauricio Macri, quien ha sido el encargado de hacerle entrega de los atributos presidenciales.

La ceremonia de traspaso de mando ha tenido lugar en el Congreso. Allí, ante los diputados y senadores, Fernández y Cristina Fernández de Kirchner se han puesto al frente del Poder Ejecutivo nacional. Más tarde, habrá un festival en la Plaza de Mayo, donde se espera que el mandatario electo brinde un discurso a la militancia.

Durante su intervención, Fernández ha convocado a los argentinos a la unidad para un “nuevo contrato social solidario” y ha señalado que, en caso de “actuar de buena fe”, se pueden “identificar las necesidades compartidas”, para luego enfatizar que el pueblo argentino tiene que “superar el muro del despilfarro” de sus energías productivas, ya que estos muros son los que “dividen en estos tiempos históricos”, en los que los argentinos tienen que “ser capaces de convivir”.

LEER MÁS: Fernández promete sacar a Argentina de “las cenizas”

El nuevo mandatario argentino ha prometido, además, impulsar medidas para revertir el “atraso social y productivo” del país latinoamericano, señalando que no tendrá en cuenta el presupuesto para 2020, ya aprobado por el Gobierno saliente.

Por otra parte, ha hecho hincapié en que defenderá “los derechos soberanos” de Argentina sobre las islas Malvinas y sus recursos, en disputa con el Reino Unido —que mantiene el control del territorio—, y ha enfatizado que “el único camino es la diplomacia”, pues, ha afirmado, “no hay más lugar para el colonialismo en el siglo XXI”.

LEER MÁS: Macri, acusado de ‘traición’ por acuerdo sobre vuelos a Malvinas

 

A juicio de Fernández, un peronista de centro-izquierda que gobernará hasta finales de 2023, el Gobierno saliente del liberal Macri “ha dejado a la nación en una situación de virtual default”, con una deuda de 315 000 millones de dólares, cerca del 100 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). “No hay pago de deuda que pueda sostenerse si el país no crece”, ha advertido.

LEER MÁS: Alberto Fernández renuncia al resto del préstamo del FMI

LEER MÁS: Exigen a Macri posicionarse ante militarización de Malvinas

Asimismo, ha pedido al Fondo Monetario Internacional (FMI) que desarrollen una relación “constructiva y cooperativa”, avisando que Argentina “tiene la voluntad de pagar” su deuda externa, pero que carece de “los medios para hacerlo”.

Fernández ganó las elecciones presidenciales de Argentina en primera vuelta con más del 48 por ciento de los sufragios, mientras que Macri alcanzó un 40,50 por ciento, de acuerdo con la Cámara Nacional Electoral.

El pueblo argentino eligió a Fernández en un momento en el que el país enfrenta una crisis económica. Las voces críticas responsabilizan a Macri de haber socavado la economía con medidas conflictivas, como tarifazos en los servicios básicos y el transporte, despidos masivos y una orientación general hacia los recortes y los préstamos recibidos del FMI que, conforme a algunos expertos, pueden endeudar muy gravemente al país.

mrp/anz/nkh/rba

Comentarios