• El príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, asiste a una reunión en Riad, la capital, 13 de diciembre de 2017.
Publicada: domingo, 4 de febrero de 2018 22:57
Actualizada: lunes, 5 de febrero de 2018 0:38

Arabia Saudí ha aumentado las prestaciones de algunos miembros de la familia real después de extraer miles de millones de dólares de los príncipes, empresarios y funcionarios detenidos por ‘cargos de corrupción’, aseguran las fuentes confiables al portal financiero estadounidense Bloomberg.

El aumento, según las fuentes, asciende a 50 %, pero el Gobierno saudí ya no paga las facturas del agua y de la luz de la familia gobernante. Un funcionario del Gobierno refutó el informe actualizado el domingo.

Más de 200 hombres, los más ricos del país, incluido el multimillonario príncipe Al-Walid Bin Talal, estuvieron entre los detenidos en el hotel Ritz-Carlton, en Riad (la capital), como parte de una supuesta “campaña anticorrupción”, iniciada a principios de noviembre pasado. El reino se hizo con más de 100.000 millones de dólares en acuerdos a cambio de puestas en libertad de los detenidos.

“Los salarios mensuales (prestaciones) se consideran como un tema de queja entre algunos ciudadanos saudíes y la revelación de que algunos miembros de la familia gobernante recibieron más dinero probablemente provoque más dudas sobre qué tan serio es el Gobierno para controlar los gastos”, indicó Bloomberg en el informe.

El país ribereño del Golfo Pérsico vive una época de austeridad debido a la reducción de sus ingresos públicos desde 2014, cuando cayeron los precios del crudo, ya que el petróleo es la principal fuente de riqueza de Arabia Saudí.

Los salarios mensuales (prestaciones) se consideran como una tema de queja entre algunos ciudadanos saudíes y la revelación de que algunos miembros de la familia gobernante recibieron más dinero probablemente provoque más dudas sobre qué tan serio es el Gobierno para controlar los gastos”, según el portal financiero estadounidense Bloomberg.

 

Existen fundadas sospechas de que la purga, llevada a cabo por el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, fue parte de una amplia estrategia con el fin de recaudar fondos para la agotada tesorería del país, arruinada por el bajo precio del petróleo y asentar su posición como heredero. 

“El príncipe heredero saudí trata de disciplinar a sus parientes en la familia real, pero no puede cortar completamente los lazos con ellos”, ha señalado Christine Diwan, investigadora del Instituto de los Estados Árabes del Golfo (Pérsico) en Washington.

Los miembros de la familia real saudí están contados por miles de personas, y el Gobierno nunca ha revelado cuántos reciben los salarios y cuánto reciben. De acuerdo con el portal de filtraciones Wikileaks, los miembros de la familia real reciben prestaciones mensuales desde su nacimiento.

“El aumento de las prestaciones parece indicar que las autoridades saudíes no tienen buenas ideas sobre cómo reformar la economía, que está basada en el fácil acceso al dinero”, dijo la asesora de riesgo político Melina Rodban en Washington.

alg/rha/ftn/rba

Comentarios