• Una de las Torres Gemelas del World Trade Center (WTC) en Nueva York en el momento de los ataques del 11 de septiembre de 2001.
Publicada: martes, 9 de enero de 2018 1:06
Actualizada: martes, 9 de enero de 2018 3:12

Arabia Saudí ha pedido a un juez federal de Estados Unidos que desestime una ley del Congreso norteamericano que permite responsabilizar al reino árabe de los atentados terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York, ocurridos en 2001.

El 9 septiembre de 2016, la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó la llamada Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo (JASTA, por sus siglas en inglés), la cual autoriza a las familias de las víctimas de los atentados del 11-S demandar a Arabia Saudí, como un país involucrado en estos ataques.

El diario saudí Okaz informó el domingo que abogados del Gobierno saudí han presentado un recurso ante la Corte de Justicia Federal de Manhattan, en el que han resaltado que citada legislación no permite presentar demandas que carecen de evidencias sobre la relación de Riad con estos atentados.

“JASTA no ha autorizado a los demandantes que continúen su caso contra Arabia Saudí sin presentar evidencias suficientes que respalden sus acusaciones”, reza la nota de los abogados.

JASTA (Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo) no ha autorizado a los demandantes que continúen su caso contra Arabia Saudí sin presentar evidencias suficientes que respalden sus acusaciones”, reza la nota de los abogados del Gobierno saudí.

 

Además, el documento precisa que “los recientes fallos judiciales han dejado claro que el tribunal debería examinar con detenimiento las alegaciones y las pruebas antes de plantearse ejercer su jurisdicción en un caso contra un estado extranjero soberano”.

Esto se produce pese a que documentos desclasificados revelan que 15 de los 19 terroristas que perpetraron los atentados de Nueva York tenían nacionalidad saudí y posiblemente recibieron apoyo de oficiales de Inteligencia saudíes de alto rango.

El 11 de septiembre de 2001 el grupo terrorista de Al-Qaeda logró hacerse con el control de cuatro aviones: dos se estrellaron contra las Torres Gemelas de Nueva York y otro contra el edificio del Departamento de Defensa (el Pentágono). El cuarto aparato se estrelló en el estado de Pensilvania (noreste). Los atentados se saldaron con alrededor de 3000 muertos.

Según las investigaciones del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés), oficiales del Gobierno saudí estuvieron involucrados en estos ataques, los financiaron y pagaron a los atacantes.

myd/ncl/fmk/hnb

Commentarios