• El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.
Publicada: jueves, 14 de enero de 2016 3:17

Fuentes saudíes informan del mal estado de salud del rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, y de su aislamiento en una de las habitaciones de su palacio ante el temor de que se sepa en qué condiciones está.

“El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, ha perdido la conciencia y es incapaz de hablar (…) no tiene aplomo y no es capaz de entender lo que está pasando en su alrededor”, explica el diario palestino Al-Manar en un informe publicado este miércoles.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, ha perdido la conciencia y es incapaz de hablar (…) no tiene aplomo y no es capaz de entender lo que está pasando en su alrededor”, explica el diario palestino Al-Manar en un informe publicado este miércoles.

Citando a fuentes saudíes bajo condición de anonimato, el reporte indica que el rey saudí no goza de muy buena salud y es vigilado por equipos médicos. Los médicos, agregan las fuentes, han ordenado a los hijos del rey impedir cualquier tipo de visitas.

Destacando la noticia, las fuentes advierten de los próximos conflictos internos sobre la cuestión sucesoria y el desempeño de otros puestos, revelando que el pasado viernes por la noche se escucharon disparos en el palacio de uno de los hijos del rey.

“Se vieron ambulancias en el lugar, mientras que las unidades militares especiales del palacio asediaron el lugar”, detallan las fuentes, para después recordar la oposición de buena parte de la familia real saudí al wahabismo y a las políticas de Salman.

Por otro lado, la cadena libanesa Al-Manar ha recordado la misma jornada que a casi un año del reinado de Salman bin Abdulaziz, el 23 de enero, el país árabe se ve sumido en un estado de déficit y de derramamiento de sangre, tanto dentro como fuera del país.

De acuerdo con el informe, las divergencias internas en la monarquía, los juegos de azar en Yemen, la actividad del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) dentro de las fronteras saudíes, el déficit presupuestario récord, la tragedia en Mina (cerca de la ciudad de La Meca), y las ejecuciones sangrientas, son los puntos más destacados de la política saudí en el primer año del reinado de Salman bin Abdulaziz.

Las tensiones en el seno de la monarquía árabe han ido aumentando progresivamente tras el fallecimiento del anterior rey saudí y el traspaso del poder a personas próximas al nuevo monarca.

En tanto, el rotativo estadounidense The Washington Post indicó a principios del presente mes de enero que el régimen monárquico saudí, mediante acciones “imprudentes”, está ocasionando daños tanto a la región como a sí mismo.

tas/anz/rba

Comentarios