• La canciller alemana Angela Merkel, el presidente ruso, Vladimir Putin (C) y el presidente galo Emmanuel Macron en Hamburgo, 8 de julio de 2017.
Publicada: lunes, 4 de junio de 2018 10:15
Actualizada: lunes, 4 de junio de 2018 17:22

Una dirigente de la Izquierda alemana urgió a los socios de Alemania hacer que Rusia regrese al Grupo de los Ocho (G-8) para actuar de contrapeso a EE.UU.

“Habíamos excluido a Rusia del G-8 y ahora Estados Unidos está aplicando allí una política que rechazan los demás seis miembros, y en este caso el regreso de Rusia sería un contrapeso a EE.UU.”, dijo Sahra Wagenknecht, líder del partido Die Linke (La Izquierda).

Hablando el domingo con la emisora de radio local Deutschlandfunk, la política germana subrayó que el ya G-7 necesita “a Rusia para resolver los problemas”.

Los comentarios de Wagenknecht se produjeron en un clima de alta tensión comercial entre EE.UU. y sus aliados, después de que Washington anunciara aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero y del 10 por ciento a las importaciones de aluminio de la Unión Europea (UE), México y Canadá.

Habíamos excluido a Rusia del G-8 y ahora Estados Unidos está aplicando allí una política que rechazan los demás seis miembros, y en este caso el regreso de Rusia sería un contrapeso a EE.UU.”, dijo Sahra Wagenknecht, líder del partido alemán Die Linke (La Izquierda).

 

El Grupo de los Siete (Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Estados Unidos y el Reino Unido) denunció la agresiva política comercial de EE.UU., y avisó que las “contra-medidas” de la UE están listas.

Las políticas proteccionistas de EE.UU. han profundizado la tensión entre Washington y sus socios, y cada vez más hay voces que piden un acercamiento a Rusia para enfrentar de esta manera al país norteamericano.

Recientemente, el vicecanciller austriaco, el ultraderechista Heinz-Christian Strache, abogó por revisar las sanciones de la UE a Rusia por aranceles de EE.UU. “Llegó la hora para poner fin a estas sanciones dolorosas y normalizar las relaciones políticas y económicas con Rusia”, dijo el diplomático en una entrevista con el periódico Österreich.

Las relaciones entre Occidente y Rusia se tensaron aún más en 2014, después de la reincorporación de Crimea a Rusia durante un referéndum. EE.UU. y sus aliados castigaron a Moscú con sendas rondas de sanciones económicas.

ftm/ktg/mkh

Comentarios