• Joanne Mariner, la asesora general sobre respuesta a las crisis de AI.
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2015 10:06

Amnistía Internacional (AI) censuró la propuesta de la ONU para acabar con el abuso sexual protagonizado por sus fuerzas de paz en la República Centroafricana (RCA).

La mala conducta sexual de las fuerzas de paz de la ONU amenaza con desacreditar todo el sistema de la organización internacional si se queda sin castigo. ... Cada vez que un casco azul cometa un abuso y no sea procesado, se erosionará la confianza al organismo”, expresó el viernes Joanne Mariner, la asesora general sobre respuesta a las crisis de AI.

La mala conducta sexual de las fuerzas de paz de la ONU amenaza con desacreditar todo el sistema de la organización internacional si se queda sin castigo. ... Cada vez que un casco azul cometa un abuso y no sea procesado, se erosionará la confianza al organismo”, señaló Joanne Mariner, la asesora general sobre respuesta a las crisis de AI.

También urgió a la Organización de la Naciones Unidas (ONU) a imponer las debidas sanciones a los autores de este tipo de crímenes que podrían desgastar la credibilidad de la institución.

De igual forma, insistió en que los países incapaces de controlar a sus tropas deben ser excluidos de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Centroáfrica (MINUSCA, por sus siglas en inglés).

Cascos azules de la MINUSCA en la ciudad de Bangui, capital de la República Centroafricana

 

Dichas declaraciones se produjeron un día después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamara a tomar urgentemente las medidas necesarias para acabar con el abuso sexual de aquellos que sirven bajo la bandera de la ONU en la República Centroafricana.

“No podemos ser la fuente de un sufrimiento adicional. Por lo tanto, en mi informe se describe más de una docena de nuevas medidas que estoy tomando para librar las Naciones Unidas de la explotación sexual y el abuso atroz”, sostuvo el alto funcionario de la ONU.

En cuanto a este informe, Mariner hizo hincapié en que las medidas propuestas por Ban carecen del carácter disuasorio necesario y no incluyen todos los detalles sobre los casos de abuso, como por ejemplo los juicios y condenas.

En abril de este año en curso, un informe de la ONU reveló que las tropas de Francia, Chad y Guinea Ecuatorial que trabajan como fuerzas de paz de Naciones Unidas en la República Centroafricana están presuntamente involucradas en el abuso sexual de niños refugiados hambrientos en un centro de desplazados localizado en Bangui (capital), entre diciembre de 2013 y junio 2014.

La ONU lanza investigación sobre su gestión de casos de violaciones cometidas por los soldados franceses en la RCA.

 

Las acusaciones de abusos sexuales contra niños, que afectan a cascos azules de varios países africanos, han llevado a esta organización a poner en marcha una comisión de investigación.

En enero de 2014, la ONU advirtió sobre la situación de las mujeres y los niños en la RCA. La representante especial del secretario general de la organización para la Violencia Sexual en Conflictos, Zainab Hawa Bangura, confirmó que en este país se han registrado más de 4500 casos de abusos sexuales desde el inicio de los conflictos hasta noviembre de 2013.

Lamentablemente, la República Centroafricana no es el único país donde han cometido delitos sexuales los mismos individuos encargados de proteger a la población local. La lista de países en los que se ha informado de casos de abusos y explotación sexuales cometidos por personal de mantenimiento de la paz de la ONU es ya bastante larga, y al parecer, los abusos son sistémicos en algunos de ellos.

msm/anz/msf