• Reunión entre representantes de Sudán, Egipto con Etiopía en Kinshasa (capital congoleña), 4 de abril de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 7 de abril de 2021 7:31
Actualizada: miércoles, 7 de abril de 2021 9:54

Fracasa la última ronda de negociaciones tripartitas entre Egipto, Sudán y Etiopía sobre la gran represa que construye Adís Abeba sobre el río Nilo Azul.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Egipto anunció el martes que una nueva ronda de negociaciones sobre el Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés), celebradas el domingo y el lunes en Kinshasa (capital de la República Democrática del Congo), fracasó debido a que Etiopía rechazó la propuesta de Sudán, respaldados por El Cairo, de formar un cuarteto internacional para mediar en el conflicto, integrado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y EE.UU. en adición a la Unión Africana, que ahora desempeña ese papel.

La Cancillería egipcio comunicó que “esta posición revela una vez más la falta de voluntad política de Etiopía para negociar de buena fe”.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, dijo a la cadena saudí Al-Arabia que su país nunca aceptará sufrir daños como resultados de la presa sobre el río Nilo Azul y advirtió que tomará todas las medias necesarias para respaldar su seguridad hídrica.

El Gran Presa del Renacimiento Etíope se está construyendo sobre el río Nilo Azul, 29 de septiembre de 2019. (Foto: Reuters)

 

El portavoz de la Cancillería egipcia, Ahmad Hafez, también indicó que la firma de un acuerdo legal vinculante para regular los procesos de llenado y operación de la GERD sigue pendiente, sin que perjudique los intereses de las naciones aguas abajo. Conforme al vocero, las partes tampoco acordaron una fecha para la reanudación del diálogo.

Sudán, a su vez, acusó a Etiopía de ser intransigente, avisando que la continuación del problema obligaría a Jartum a considerar todas las opciones para mantener su seguridad.

A pesar de todas estas declaraciones, Etiopía ha reiterado que no firmaría un acuerdo que, según asegura, “lo privaría de sus derechos legales” y que llenará el embalse de la presa según lo previsto.

Una imagen satelital de la Gran Presa Renacentista Etíope y el río Nilo Azul en Etiopía, 26 de junio de 2020. (Foto: MAXAR Technologies)

¿De qué se trata el conflicto entre Sudán, Egipto y Etiopía?

Etiopía lleva adelante el proyecto de la Gran Presa del Renacimiento Etíope desde el año 2011 y lo considera vital para su desarrollo.

Entretanto, Egipto, cuya dependencia del Nilo es, según estimaciones, del 97%, teme que el llenado rápido de la presa pueda disminuir significativamente el flujo del río y provocar que El Cairo no reciba suficiente agua.

Sudán asimismo se preocupa por la seguridad de la construcción y teme una inundación y que el agua llegue también a sus propias presas.

El pasado 30 de marzo, el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, advirtió de que “a nadie se le permitirá tomar una sola gota del agua de Egipto” y consideró el caso como su “línea roja”.

nkh/hnb