• Soldados afganos están de guardia en un puesto de control en el sureste de Afganistán.
Publicada: martes, 17 de octubre de 2017 8:32
Actualizada: martes, 17 de octubre de 2017 14:26

Un ataque de Talibán a un centro de entrenamiento de la Policía en el sureste de Afganistán deja al menos 53 muertos y más de 158 heridos.

El viceministro afgano del Interior, Muradali Murad, ha dado a conocer este martes que el último balance de muertos del ataque ocurrido en la ciudad de Gardez, en la provincia oriental de Paktia, incluye a 21 miembros de las fuerzas de seguridad y a 25 civiles, mientras que el total de heridos se sitúa en 48 y 110, respectivamente.

Según ha confirmado el Ministerio del Interior de Afganistán, el ataque ha contado con la coordinación de varios atacantes suicidas y hombres armados talibanes. También informa de la explosión de dos coches bomba contra la primera entrada del cuartel.

“Los atacantes con chalecos explosivos y armas ligeras hicieron estallar un coche bomba y luego un grupo de terroristas entró en el recinto”, detalla un comunicado de dicho Ministerio.

Los atacantes con chalecos explosivos y armas ligeras hicieron estallar un coche bomba y luego un grupo de terroristas entró en el recinto”, detalla un comunicado del Ministerio del Interior de Afganistán .

Tras indicar que dos de los atacantes han muerto, el comunicado informa de que las fuerzas especiales y los refuerzos de la Policía se han desplazado al complejo para controlar la situación.

El portavoz del grupo Talibán en Afganistán, Zabiolá Muyahid, como ha hecho con otros ataques de esta índole en suelo afgano, no ha tardado en reivindicar la autoría en un mensaje en Twitter.

El cuartel en Gardez, capital de Paktia, es la sede principal de la Policía para las provincias de Paktia, Paktika, Jost y Logar. La instalación es blanco frecuente de los ataques talibanes. De hecho, en junio un atentado similar contra ese cuartel dejó 11 muertos y 20 heridos.

Afganistán sigue inmersa en la inseguridad, pese a que Estados Unidos invadió el país en 2001 so pretexto de eliminar el peligro que suponían los insurgentes talibanes. Washington ha admitido, sin embargo, el fracaso de su estrategia y Talibán persiste en sus actividades en diferentes partes del país.

tas/nii/

Comentarios