• Escena de un reciente ataque lanzado por Arabia Saudí contra una vivienda civil en el norte de Yemen. (Foto: Sky News)
Publicada: lunes, 28 de septiembre de 2020 16:00

Un informe pone en evidencia un crimen de guerra cometido por Arabia Saudí durante un reciente ataque contra una residencia civil en el norte de Yemen.

En una investigación publicada este lunes, un grupo de periodistas de la cadena británica Sky News ha descubierto indicios de un crimen de guerra en la escena de un reciente ataque de la llamada coalición, liderada por Arabia Saudí, en el norte de Yemen, una masacre que dejó nueve civiles muertos, entre ellos seis niños.

Durante la agresión, explica el reporte, un avión de combate saudí llegó a la aldea de Washah, en la provincia norteña yemení de Hajjah, y bombardeó una vivienda en la que solo estaban presentes mujeres y niños. No solo eso, el caza se negó a acometer contra cualquier otra estructura cercana.

“No se tocó ninguna otra casa en la zona”, agrega Sky News, citando a un familiar de las víctimas mortales. Además, denuncia, tras el ataque, el avión siguió dando vueltas durante unos 15 minutos sobre el lugar, aparentemente, para asustar a los trabajadores humanitarios y otras personas que intentaban socorrer a los heridos.

 

El informe señala también que la munición utilizada en el referido bombardeo fue identificada como bomba GBU-12 Paveway II, de 230 kilogramos y de fabricación estadounidense.

De hecho, en septiembre de 2019, Amnistía Internacional (AI) denunció que Riad usó una bomba guiada por láser, fabricada por la empresa estadounidense Raytheon, en su ataque contra una zona residencial en la provincia de Taiz, en el sur de Yemen, que causó la muerte de seis civiles —tres de ellos menores de edad—.

Tras criticar el apoyo brindado por varias empresas y autoridades británicas a la campaña militar que Arabia Saudí y sus aliados llevan a cabo contra Yemen desde marzo de 2015, los periodistas enfatizan: “existe una creciente controversia sobre por qué el Reino Unido sigue apoyando” la guerra contra el país más pobre del mundo árabe.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido repetidamente que EE.UU., el Reino Unido y Francia son los principales cómplices de los crímenes de guerra cometidos en Yemen por su apoyo militar al régimen de los Al Saud.

fmk/ctl/myd/rba