• El líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdulmalik Al-Houthi, pronuncia un discurso televisado.
Publicada: miércoles, 4 de septiembre de 2019 15:03
Actualizada: miércoles, 4 de septiembre de 2019 17:26

El movimiento popular yemení Ansarolá exhorta a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) a retirarse de una vez de Yemen para estar a salvo de los ataques de misiles.

“Les aconsejo a los emiratíes que sean sinceros y consideren sus propios intereses. La actual situación (de la guerra en Yemen) les supone un peligro económico”, ha indicado el líder de Ansarolá, Abdulmalik Al-Houthi, citado este miércoles por los medios locales.

Según el máximo responsable del movimiento, “la continuidad de las agresiones y la invasión de Yemen pone a los EAU en muchos riesgos, cuyas responsabilidades recaen sobre ellos mismos”.

“Que se pongan serios a la hora de finalizar la guerra, esto es una postura correcta que esperamos que adopten todos los países integrantes de la coalición agresora”, ha perseguido.

En esta misma línea, Al-Houthi ha recordado los ataques con vehículos aéreos teledirigidos (dron) y misiles que llevan a cabo con frecuencia las fuerzas yemeníes contra objetivos en el territorio saudí.

En concreto, se ha referido a la “mayor ofensiva” aérea Yemení contra el régimen saudí, realizada el pasado 17 de agosto, cuando la unidad aérea de Yemen atacó con 10 drones la refinería saudí Shaiba —vinculada a la gigantesca compañía petrolera Aramco— en el este del reino, cerca de las fronteras de los Emiratos Árabes Unidos.

Les aconsejo a los emiratíes que estén sinceros y consideren sus propios intereses. La actual situación (de la guerra en Yemen) les supone un peligro económico”, ha indicado el líder de Ansarolá, Abdulmalik Al-Houthi.

 

Los Emiratos Árabes Unidos, el principal cómplice del régimen saudí en la guerra contra Yemen, ya anunció en julio pasado la retirada del grueso de sus fuerzas del territorio yemení tras un año de discusiones con Riad y el resto de países miembros de la coalición que ha estado bombardeando el país más pobre del mundo árabe desde marzo de 2015, aunque el emirato del Golfo Pérsico sigue estando involucrado en los conflictos en el sur de Yemen.

El ministro yemení de Salud, Taha al-Mutavakel, cifró en 140 000 el balance de víctimas civiles contabilizadas desde el inicio de la guerra contra Yemen en 2015. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha calculado que de seguir la guerra el número de víctimas mortales podría alcanzar la cifra de 500 000 para finales del año 2020.

mjs/lvs/rba