• El líder del movimiento popular yemení Ansarolá, Abdul-Malik Al-Houthi. 19 de abril de 2015
Publicada: domingo, 19 de abril de 2015 16:45
Actualizada: lunes, 20 de abril de 2015 19:52

Abdul-Malik Al-Houthi, líder del movimiento popular yemení Ansarolá, ha informado este domingo que los 25 días de ataques saudíes contra Yemen han dejado más de 2640 muertos.

El régimen de Israel comparte intereses comunes con el régimen de Al Saud, Al-Houthi ha indicado que los estadounidenses están eligiendo los blancos a bombardear en Yemen”, explica Al-Houthi.

En un discurso ofrecido desde la ciudad de Saada, norte de Yemen, el líder yemení ha considerado que el inicio de la agresión saudí contra Yemen fue autorizado por el régimen de Israel y Estados Unidos.

Luego de mencionar que “el régimen de Israel comparte intereses comunes con el régimen de Al Saud, Al-Houthi ha indicado que los estadounidenses están eligiendo los blancos a bombardear en Yemen”.

Ha asegurado también que la agresión saudí no tiene ninguna relación con la identidad árabe, Al-Houthi ha lamentado que los niños yemeníes pierdan la vida a causa de las bombas y los aviones de combate estadounidenses. 

Aviones de guerra saudíes

 

En este sentido, ha dejado claro que mientras que esta medida busca convertir al mundo árabe en un mercenario para el régimen de Israel y Estados Unidos, han de saber que “el mundo árabe nunca estará bajo el mandato y apoyo de Estados Unidos”.

Al explicar que el resultado de las agresiones saudíes es la matanza de mujeres y niños yemeníes y la destrucción de las infraestructuras de ese país, Al-Houthi ha declarado que todos los países musulmanes y árabes son responsables al respecto. 

Esta agresión ha dejado claro que Al Saud es un peligro para la nación yemení (...) y es una violación a la soberanía yemení”, ha recalcado Al-Houthi.

“Esta agresión ha dejado claro que Al Saud es un peligro para la nación yemení”, ha recalcado Al-Houthi para después afirmar que la intervención saudí es una clara “violación a la soberanía yemení”. 

El líder yemení ha sostenido que el objetivo de la guerra impuesta contra Yemen es recompensar los fracasos de Al Saud en la región de Oriente Medio, además de su temor a la revolución yemení. 

Según ha indicado, el objetivo principal de Al Saud es y ha sido la bajeza y el retraso del pueblo yemení, de manera que si Yemen está bajo el dominio saudí ni logrará el bienestar ni la seguridad.

Las manos extranjeras no permiten que los diálogos de las partes políticas lleguen a una conclusión

Mientras que los asuntos internos de Yemen no tienen ninguna relación con ningún país extranjero, las manos extranjeras no permiten que los diálogos de las partes políticas lleguen a una conclusión, ha agregado

De acuerdo con Al-Houthi, la agresión saudí a Yemen ha causado la paralización de los diálogos nacionales yemeníes que se desarrollaban bajo la supervisión de las Naciones Unidas

Combatientes de Ansarolá luchan contra elementos de Al-Qaeda en la parte sureña de Yemen.

 

El líder del movimiento popular yemení ha reiterado que Ansarolá apoya los diálogos internos en Yemen, para luego mencionar que la revolución yemení ha resguardado el país y su sistema político ante las amenazas del grupo terrorista Al-Qaeda.

Arabia Saudí no tiene ningún problema con el crecimiento de esa banda terrorista en Yemen, e incluso algunos líderes de ese grupo mantienen vínculos con Al Saud.

En cuanto al caso de Al-Qaeda, Al-Houthi ha precisado que Arabia Saudí no tiene ningún problema con el crecimiento de esa banda terrorista en Yemen, e incluso algunos líderes de ese grupo mantienen vínculos con Al Saud.

A este respecto, Al-Houthi ha destacado que el objetivo de los bombardeos saudíes contra las regiones sureñas yemeníes es apoyar a Al-Qaeda.

“Ansarolá no tiene ninguna guerra con la región sureña de Yemen”, ha afirmado para luego apuntar que cooperaciones con Al-Qaeda no benefician a los sureños ni a los norteños yemeníes.

Yemen jamás aceptará cooperaciones con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por países ribereños al Golfo Pérsico). 

Además, Al-Houthi ha dejado claro que Yemen jamás aceptará cooperaciones con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por países ribereños al Golfo Pérsico)

En cuanto a la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra Yemen, el líder yemení ha denunciado que ese organismo está compuesto por países hegemónicos.

“La resolución antiyemení es ilegítima (…) y la autorización y la legitimidad de la revolución de Yemen deviene del sagrado Corán”, ha enfatizado.

Casas e infraestructuras yemeníes son los principales objetivos de Al Saud en sus ataques contra Yemen.

 

Después de afirmar que el pueblo yemení ha sido oprimido y los saudíes son los opresores, Al-Houthi ha indicado que “la nación yemení nunca se rendirá ante la agresión de Al Saud”.

“Responder a la agresión de Al Saud es el derecho legítimo de la nación yemení”, ha subrayado el líder yemení para luego concluir que apoyar a esos ataques será una “traición nacional”.

tas/ktg/hnb

Comentarios