• Maduro afea “piratería del siglo XXI” por robo de oro venezolano
Publicada: jueves, 22 de julio de 2021 1:33
Actualizada: jueves, 22 de julio de 2021 17:38

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció el miércoles los intentos por robarse las reservas de su país depositadas en el Banco de Inglaterra.

“Nos han hecho daño con las medidas criminales, las sanciones, la persecución, el robo de activos en el exterior, el robo de nuestro petróleo, el robo del oro en el Banco de Inglaterra, nos están robando las reservas de oro que pertenecen a Venezuela”, aclaró Maduro durante una transmisión del canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Al desarrollar su postura, el mandatario bolivariano puso de relieve que, en el Banco de Inglaterra, hay depositados más de 2000 millones de dólares en oro, enfatizando que ello constituye la reserva del país.

Además, en otra parte de sus declaraciones, consideró lo que está pasando con tal cuantía un caso de “piratería del siglo XXI”, porque obviamente ese dinero es del país sudamericano.

No obstante, recalcó que Venezuela “se ha puesto de pie”. “Todos estos golpes, todas estas conspiraciones, toda esta maldad ha levantado una fuerza milagrosa en nuestra patria, que es la fuerza de la inventiva, la creatividad, la productividad, la producción”, agregó.

La misma jornada, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, denunció que el Reino Unido se ha apropiado ilegítimamente del oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra.

 

Las declaraciones del jefe de Estado venezolano se produjeron después de que el Gobierno británico reiterara el lunes que sigue reconociendo a la figura de la oposición Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

Los representantes legales del Gobierno y la oposición venezolanos participan en la recta final de la disputa abierta en la Corte Suprema del Reino Unido para saber a quién le corresponde tener el control de los fondos en oro, que equivalen a aproximadamente el 15 % de las reservas de divisas de Venezuela.

El martes, Nick Vineall, por parte de la junta del Banco Central de Venezuela (BCV) designada por Maduro, y Andrew Fulton, representante de la junta paralela dispuesta por Guaidó, expusieron sus argumentos en la segunda jornada de un proceso ante el Tribunal Supremo británico, máxima instancia judicial del país europeo.

El Tribunal Supremo británico, que analiza un recurso elevado por Guaidó contra un fallo anterior desfavorable, debe dictaminar, en una fecha por precisar, a quién considera realmente el Ejecutivo británico como gobernante a todos los efectos en Venezuela.

Por su parte, las autoridades venezolanas deploran el bloqueo de recursos por el Reino Unido, EE.UU. y otros países, y lo tildan de un saqueo que obstaculiza la compra de vacunas y equipamientos sanitarios para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.

mgh/anz/tqi