• La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez,ofrece una conferencia de prensa en Moscú, Rusia, 1 de marzo de 2019.
Publicada: sábado, 8 de mayo de 2021 2:05

Venezuela presenta informe ante la CPI para evidenciar cómo el Gobierno protegió al pueblo ante violentas protestas azuzadas por la derecha y entes foráneos en 2017.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó el viernes del envío de un informe a la Fiscalía de Corte Penal Internacional (CPI), que “desmonta” las acusaciones sobre probables crímenes de lesa humanidad en el país bolivariano en el contexto de las protestas de 2017.

El tribunal de justicia internacional, con sede en La Haya, abrió en febrero de 2018 un examen preliminar para investigar presuntos delitos en Venezuela en las manifestaciones que se desataron en 2017 después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se adjudicó temporalmente las funciones de la Asamblea Nacional (AN), que en aquel entonces controlaba la oposición, y revocara la inmunidad a los diputados.

Al respecto, Delcy Rodríguez, vicepresidenta del país, consideró el proceso contra Venezuela como una “gran farsa”, pues, a su juicio, las acusaciones se basaron en una campaña de linchamiento contra Maduro en las redes sociales y buscan influir en el resultado de las decisiones que tome el ente respecto a Caracas.

El Estado venezolano defendió la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo frente a manifestaciones extremadamente violentas”, defendió Rodríguez.

 

Además, la vicepresidenta venezolana confirmó que, en ese año, los militares y policías tenían la prohibición de usar armas de fuego en contra de la población y que Maduro siempre insistía en que, “primero que nada el respeto a la vida, el respeto a los derechos humanos”.

En 2017, la violencia se extendió por cuatro meses, con decenas de muertos, entre los que se encontraban soldados y policías que intentaban restituir el orden y varios simpatizantes del Gobierno que fueron linchados y quemados por opositores.

Caracas rechaza las alegaciones sobre las supuestas violaciones de los derechos humanos y asegura que estos complots tienen como objetivo agredir a la República Bolivariana.

mgh/ctl/rba