• Los manifestantes turcos sostienen carteles que representan al periodista saudí Jamal Khashoggi, 25 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 26 de octubre de 2018 16:24
Actualizada: viernes, 26 de octubre de 2018 19:17

Turquía ha pedido este viernes la extradición de 18 saudíes sospechosos de estar implicados en el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

La Fiscalía de Estambul, que dirige la investigación del asesinato del columnista del diario estadounidense The Washington Post, ha remitido la petición formal de extradición a través del Ministerio de Justicia al departamento de Exteriores turco para que comunique por vía diplomática a las autoridades saudíes, ha precisado la Cancillería turca en un comunicado.

“La oficina del fiscal difundió los nombres de los 18 ciudadanos saudíes presuntamente implicados en el caso y detenidos en Riad para que sean extraditados a Turquía”, según recoge la agencia local Anadolu.

Este pedido de extradición se ha producido luego de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, insistiera este mismo viernes en que la única manera que tiene Arabia Saudí de “limpiarse de sospecha” del asesinato de Khashoggi es extraditar a los sospechosos para que sean juzgados en Turquía y se aclare quien lo ordenó.

La razón tras esta petición, añade el medio citando a un alto representante del Gobierno turco, es que “Jamal Khashoggi fue asesinado en Turquía por individuos de nacionalidad saudí que viajaron a Turquía para este propósito específico”. 

La oficina del fiscal (de Estambul, encargado de instruir el caso) difundió los nombres de los 18 ciudadanos saudíes presuntamente implicados en el caso (del asesinato del periodista saudí Jamal khashoggi) y detenidos en Riad para que sean extraditados a Turquía”, informa la agencia turca Anadolu.

 

Pese a que las legaciones diplomáticas están protegidas por la inviolabilidad que les confiere la Convención de Viena, el diario turco precisa que Ankara arguye sus razones de la extradición en que esto no les otorga a los saudíes “extraterritorialidad”, pues, la delegación diplomática sigue estando en suelo turco.

En este marco, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, subrayó ayer jueves que, si bien el consulado en Estambul donde se cometió el asesinato es territorio saudí según la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, el mismo tratado prevé que los sospechosos de un crimen sean juzgados en el país en el que se halla la legación.

Es más, añade Anadolu, el texto de la referida convención exige que consulados o embajadas no sean utilizados para propósitos ajenos a asuntos diplomáticos ni para aquellos que violen las leyes del país anfitrión.

Los saudíes, en un principio, negaban cualquier implicación en la desaparición del periodista, pero tras la fuerte presión internacional la Fiscalía saudí confirmó, el pasado 20 de octubre que la muerte de Khashoggi, y el jueves la misma anunció que el asesinato del periodista fue premeditado.

Además, fuentes policiales turcas consideran que Khashoggi fue asesinado por orden directa del príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman Al Saud, responsable de la agresión saudí a Yemen —y por tanto, de la muerte de miles de personas y de una crisis humanitaria sin precedentes— e involucrado en 2017 en el “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri.

krd/lvs/fmd/mkh

Comentarios