• Un tanque del Ejército de Turquía cerca de las fronteras con Siria.
Publicada: sábado, 20 de enero de 2018 8:00
Actualizada: sábado, 20 de enero de 2018 9:17

El Ejército de Turquía ha anunciado una nueva ofensiva contra objetivos de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), apoyadas por Estados Unidos, instaladas en el norte de Siria, pese a las advertencias del Gobierno de Damasco sobre la violación de su territorio.

Turquía ha vuelto a atacar este sábado las posiciones de las fuerzas kurdas en las inmediaciones de la ciudad siria de Afrin (norte), ha informado el Ejército turco mediante un breve comunicado.

En la nota, el Ejército turco defiende los asaltos como su “derecho legítimo de autodefensa” en respuesta a los ataques provenientes de esa región por parte de las milicias kurdas. Eso mientras, Damasco ha rechazado la intervención turca en su territorio.

El comunicado precisa además que los bombardeos turcos apuntaban a unos campamentos y refugios de las milicias kurdas en la citada urbe, pero no ha ofrecido más detalles al respecto.

Según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik, citando a fuentes locales, los ataques turcos han golpeado siete campamentos de refugiados en la región, dejando varios civiles muertos y heridos, incluido niños.

 

La tensión se ha disparado durante los últimos días en la frontera sirio-turca, que en su mayoría está controlada por las milicias kurdas, después de que Turquía denunciara los supuestos intentos de la YPG de crear un estado kurdo en la región norteña de Siria, con el apoyo de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU.

El Ejército turco inició las últimas horas del miércoles bombardeos contra las posiciones kurdas y siguió con sus ofensivas tanto el jueves como el viernes, haciendo caso omiso a las llamadas de Washington de no atacar a sus aliados en el país árabe.

El ministro de Defensa de Turquía, Nurettin Canikli, anunció el viernes que el Ejército turco ha iniciado “de facto” la intervención en la región de Afrin con un bombardeo desde el territorio turco. 

“La operación ha comenzado de facto con un bombardeo transfronterizo (…) Cuando digo ‘de facto’ no quiero que se me malinterprete, porque ha comenzado sin cruces de frontera”, indicó Canikli en una entrevista con la emisora local A Haber.

mnz/rha/hnb

Comentarios