• Ministro iraní de Salud, Said Namaki (izda.), y el jefe de la oficina de la zona del Mediterráneo Oriental de la OMS, en una rueda de prensa, 17 de febrero de 2021.
Publicada: jueves, 18 de febrero de 2021 16:15

Una autoridad de alto rango de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que Irán es un ejemplo exitoso de la forma correcta de afrontar la COVID-19.

Durante un encuentro mantenido el miércoles en Teherán (capital persa) con el ministro de Salud de Irán, Said Namaki, el jefe de la oficina de la zona del Mediterráneo Oriental de la OMS, Ahmad al-Manzari, señaló que cada vez que viaja a Irán se enorgullece de estar en un país clave en la región y el mundo.

El funcionario sostuvo que Irán es un extenso y poblado, pero, a la vez muy dinámico, y una de las razones de este dinamismo se debe a su historia y su cultura.

Al respecto, comentó que, antes de la pandemia, algunos países alegaban tener los mejores sistemas de salud, sin embargo, tras el brote del nuevo coronavirus, llegaron a la conclusión de que debían ser flexibles y dinámicos y contar con un personal capacitado.

Al-Manzari enfatizó que lo que ocurrió en Irán fue la movilización de las fuerzas, la cooperación y la interacción de diferentes agencias y la implicación de toda la sociedad en superar esta situación.

Irán fue uno de los países que rápidamente encontró el camino correcto para luchar contra la COVID-19, y el Gobierno iraní tenía un plan integral al respecto. Irán es un ejemplo exitoso de la forma correcta de lidiar con la COVID-19. Irán tenía importantes y claves estrategias para perseguir, controlar y monitorear la pandemia”, aseveró.

 

El titular de la OMS anunció que, actualmente, se producirían tres vacunas básicas en los países de la región y los equipos regionales planean trabajar con Irán.

Añadió que la próxima reunión de los comités del Mediterráneo Oriental se celebraría en El Cairo, capital de Egipto, y la organización está muy contenta de poder utilizar las valiosas experiencias de Irán.

Al-Manzari prometió el apoyo total de la OMS a Irán y manifestó que un iraní pronto se convertiría en el director de Asuntos Administrativos y Financieros de la oficina regional de la OMS en el Mediterráneo Oriental.

Es de mencionar que Irán está desarrollando su propia vacuna anti-COVID-19. A finales del pasado enero, el ministro iraní de Salud hizo hincapié en los fructíferos resultados del ensayo en humanos de la vacuna de fabricación nacional contra el coronavirus y anunció que la República Islámica se convertiría pronto en un centro para la producción del inyectable contra la COVID-19.

Los avances de Irán en la lucha contra el nuevo coronavirus se producen en medio de las presiones y sanciones económicas impuestas por Estados Unidos contra el país persa.

msm/ctl/rba