• Un miembro de los llamados cascos blancos fotografiado con un niño muerto en sus brazos en una localidad en Idlib, Siria, 27 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 21 de septiembre de 2020 18:26

Grupos terroristas planean escenificar ataques en la provincia noroccidental de Idlib para luego acusar al Ejército sirio del uso de armas químicas, alerta Rusia.

El jefe adjunto del Centro ruso para la Reconciliación de las partes beligerantes en Siria, el contralmirante Alexander Grinkevich, alertó el domingo que la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS) —liderada por el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham)— está preparando provocaciones con el uso de sustancias tóxicas en el sur de Idlib.

En los próximos días los terroristas planean escenificar ataques en las aldeas de Ariha y Besames de la provincia de Idlib para acusar a las fuerzas gubernamentales de Siria del uso de armas químicas contra la población civil”, advirtió Grinkevich en un comunicado.

Asimismo, los llamados “cascos blancos” participarán en dichas provocaciones grabando vídeos falsos, agregó, antes de advertir que, en la acción, se usarán niños que habían sido secuestrados con anterioridad en Siria.

 

Pese a que los llamados “cascos blancos” se presentan como una oenegé humanitaria, muchos los acusan de secundar a grupos terroristas en su lucha contra el Gobierno sirio y de organizar ataques con armas químicas de bandera falsa en Siria.

El Gobierno de Damasco, presidido por Bashar al-Asad, denuncia que EE.UU. y el Reino Unido financian a los “cascos blancos” para que sirvan como una especie de brazo humanitario de los grupos terroristas en Siria y como principal herramienta en la campaña mediática contra el país árabe.

Además, Siria niega haber usado armas químicas contra su pueblo, y alerta que este tipo de ataques forman parte de una campaña que impulsan ciertos países occidentales para luego atribuirlos al Ejército sirio y justificar así una agresión de Washington y sus aliados.

fmk/rha/tmv/mjs