• Unos miembros de los llamados cascos blancos en la ciudad siria de Idlib (noroeste), 13 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 20 de marzo de 2019 1:33
Actualizada: miércoles, 20 de marzo de 2019 17:53

Siria y Rusia denuncian la millonaria financiación de EE.UU. a los cascos blancos mientras que bloquea las ayudas a los desplazados sirios en el campo de Rukban.

En un comunicado conjunto emitido este martes, los centros de coordinación ruso y sirio, que supervisan el regreso de los sirios desplazados, han repudiado que la nueva “ayuda” designada por Washington a los cascos blancos se destinará solo para financiar ataques químicos de falsa bandera en Siria.

El pasado jueves, el representante especial de EE.UU. para Siria, James Jeffrey, anunció durante ‘la tercera conferencia sobre el apoyo al futuro de Siria y la región’, celebrada en Bruselas (Bélgica), que su país otorgará cinco millones de dólares adicionales para la continuación de las “operaciones vitales” de los cascos blancos en Siria.

El anuncio, sin embargo, se produjo a pesar de un compromiso anterior de EE.UU. de dejar de financiar a este grupo vinculado a la banda terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham).

“La cantidad mencionada no se distribuirá al pueblo sirio; más bien, será entregada a los terroristas de cascos blancos para financiar sus actos de fabricación de incidentes relacionados con sustancias químicas tóxicas”, dice la declaración conjunta, citada por la agencia oficial siria de noticias SANA.

La cantidad mencionada (de ayuda) no se distribuirá al pueblo sirio; más bien, será entregada a los terroristas de cascos blancos para financiar sus actos de fabricación de incidentes relacionados con sustancias químicas tóxicas”, dice la declaración conjunta de los centros de coordinación ruso y sirio.

 

Los centros, ha argumentado, el doble rasero de los países participantes en la conferencia de Bruselas, quienes manifiestan su apoyo al pueblo sirio, al mismo tiempo, imponen las severas sanciones económicas contra esta nación árabe.

Además, han renovado sus llamadas a Washington para que brinden acceso al campamento de refugiados de Rukban (en el sureste de Siria) y garanticen la salida segura de los civiles atrapados en esta zona controlada por los estadounidenses.

Los militares y diplomáticos rusos han denunciado en reiteradas ocasiones que las tropas estadounidenses y los grupos armados presentes en esa región obstaculizan que el Gobierno sirio pueda organizar un corredor seguro y entregar suministros humanitarios a los residentes del campo Rukban.

Además, ha alertado que, entre los refugiados en este campamento, ubicado en la frontera sirio-jordana, están camuflados miembros de diversos grupos terroristas.  

myd/sjy/mjs/hnb

Comentarios