• Las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) desplegadas en el norte de Siria, 11 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 25 de diciembre de 2018 6:20

Los kurdos describen como una ‘puñalada en la espalda’ la retirada de las fuerzas estadounidenses de Siria y sopesan aliarse con otros actores en Siria.

“En este punto, estamos dispuestos a examinar todas las opciones y colaboraciones”, dijo Mustafa Bali, el portavoz de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), citado el lunes por la Radio Pública Nacional de EE.UU. (NPR, por sus siglas en inglés)

La fuente consultada, asimismo, reveló que los funcionarios kurdos sirios incluso están considerando “acuerdos de protección sobre el terreno con las fuerzas iraníes” y sirias.

Damasco debe proteger la soberanía de las fronteras sirias, ya que en principio, las milicias kurdas no estarían en contra de la presencia del Gobierno sirio en las zonas bajo el control de los combatientes kurdos, indicó Bali.

La mayoría de los kurdos, que reside cerca de las bases estadounidenses en el norte de Siria, expresaron a la mencionada emisora radial su resentimiento por lo que describieron como una “traición” el repliegue de EE.UU. del territorio sirio.

“Si se van, los maldeciremos como traidores”, dijo Hatem Hassan, propietario de una tienda en la ciudad de Al-Qamishli.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el miércoles que la misión estadounidense en Siria se cumplió, y que los militares de Washington iniciarán un retiro inmediato del país árabe.

En este punto, estamos dispuestos a examinar todas las opciones y colaboraciones”, dijo Mustafa Bali, el portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), en alusión a posibles cooperaciones con otros actores en Siria.

 

EE.UU. ha desplegado más de 2000 fuerzas militares en Siria, especialmente en las partes ocupadas por las Fuerzas Democráticas Sirias, para, a juicio de Washington, “luchar contra los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe)”.

A pesar de que las autoridades estadounidenses destacan la ‘eficacia’ de las operaciones militares de la llamada coalición anti-EIIL en Siria, muchos informes indican que tales agresiones han dejado miles de civiles muertos, así como han destruido la infraestructura económica de Siria y bloqueado los avances antiterroristas de las fuerzas sirias en algunas partes estratégicas del país.

El fin de la presencia de las tropas estadounidenses, que, según varios informes, ofrecían diferentes tipos de apoyo a los grupos terroristas que luchan contra el Gobierno de Bashar al-Asad, pone de relieve el “fracaso” de Washington y constituye “una victoria” para Siria y para los países que apoyan la lucha antiterrorista, como Irán y Rusia.

Desde el inicio de los ataques de la llamada coalición, en 2014, Damasco tachó de ‘ilegal’ la presencia de las fuerzas extranjeras que operan sin su autorización en su territorio, reiterando que los estadounidenses y los milicianos que reciben apoyo de Washington, no solo han complicado la situación del país, sino que han obstaculizado toda solución a la crisis siria al reforzar la dinámica de guerra mediante terceros.

alg/rha/ahn/mkh

Comentarios