• Ruinas de varios inmuebles en medio de la ciudad destruida de Al Raqa.
Publicada: sábado, 17 de marzo de 2018 10:14
Actualizada: sábado, 17 de marzo de 2018 16:47

Estados Unidos no deja que las organizaciones humanitarias y la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lleguen a la ciudad siria de Al-Raqa, donde además los milicianos que apoya impiden la salida de civiles, según ha denunciado este sábado el Ministerio de Defensa de Rusia.

En un comunicado esta Cartera sostiene que EE.UU. está obstaculizando la entrada de convoyes humanitarios a la ciudad siria de Al-Raqa, así como la llegada de la misión de la ONU que “debería determinar el alcance de la catástrofe humanitaria y decidir el volumen de la asistencia humanitaria de emergencia para la población vulnerable”.

Añade que solo varios distritos centrales de la ciudad permanecen relativamente seguros, mientras que el resto de la ciudad es peligroso para la población. De hecho, más de 500 habitantes de la ciudad han muerto por la detonación de proyectiles y explosivos caseros que siguen amenazando a los civiles, además de brotes de enfermedades infecciosas, que pueden convertirse en una epidemia con la subida de las temperaturas.

“Miles de cuerpos en descomposición de civiles y milicianos, que murieron en ataques aéreos masivos en Al-Raqa, llevados a cabo por la coalición liderada por Estados Unidos, no han sido recuperados y permanecen en los escombros”, apunta el Ministerio ruso, según la agencia de noticias rusa TASS.

Miles de cuerpos en descomposición de civiles y milicianos, que murieron en ataques aéreos masivos en Al-Raqa, llevados a cabo por la coalición liderada por Estados Unidos, no han sido recuperados y permanecen en los escombros”, denuncia el Ministerio de Defensa de Rusia.

 

La situación empeora por la retención forzosa de civiles en la zona que llevan a cabo las fuerzas formadas por representantes del Ejército de EE.UU. en el territorio de Al-Raqa, que “obligan a los habitantes locales a permanecer en regiones destruidas por bombardeos de la coalición”, impidiendo su salida a las zonas seguras.

En otra parte del comunicado, denuncia que las tropas de EE.UU. presentes en el este de la provincia siria de Deir Ezzor están impidiendo que Damasco retome el control sobre esos territorios.

A finales de febrero, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobó la resolución 2401 que establece un alto el fuego de 30 días en todo el territorio de Siria para llevar a cabo las operaciones humanitarias.

snr/rha/msf

Comentarios