• Vehículos militares y un tanque de las fuerzas de guerra israelíes desplegados en los ocupados altos de Golán sirios, 11 de febrero de 2018.
Publicada: martes, 13 de febrero de 2018 13:53
Actualizada: martes, 13 de febrero de 2018 14:31

El Gobierno de Siria, presidido por Bashar al-Asad, ha advertido este martes al régimen de Israel de que tiene preparadas varias sorpresas en caso de que las autoridades israelíes traten de llevar a cabo nuevos ataques contra objetivos localizados en el territorio sirio.

El viceministro de Expatriados y Asuntos Exteriores de Siria, Ayman Susan, ha aludido al derribo de un cazabombardero israelí F-16I Sufa por las fuerzas sirias y ha advertido de que las Fuerzas Armadas sirias tienen más “sorpresas” preparadas para el régimen de Tel Aviv si este decide tratar de volver a atacar Siria.

“Si Dios quiere, veremos más sorpresas cada vez que intenten atacar Siria”, ha afirmado, mientras que ha recordado que las fuerzas sirias están altamente preparadas para entrar en combate, además de estar capacitadas para hacer frente a toda agresión que se cometa contra su país.

Asimismo, ha reiterado que las fuerzas sirias, pese a la guerra de erosión impuesta a Siria desde hace casi siete años, mantienen su capacidad defensiva y ofensiva, y sorprenderán a los enemigos de Siria, los cuales pensaban que tras tantos años de conflicto las FF.AA. sirias ya no estarían en condiciones de defender a su patria frente a los agresores.

Tengan plena confianza en que el agresor se verá enormemente sorprendido porque pensaba que esta guerra, esta guerra de erosión a la que Siria lleva expuesta durante años, había hecho que le fuera imposible responder a los ataques”, ha declarado el viceministro de Expatriados y Asuntos Exteriores de Siria, Ayman Susan.

 

“Tengan plena confianza en que el agresor se verá enormemente sorprendido porque pensaba que esta guerra, esta guerra de erosión a la que Siria lleva expuesta durante años, había hecho que le fuera imposible responder a los ataques”, ha declarado.

El sábado las fuerzas sirias, en un accionar sin precedentes en varias décadas, derribaron un cazabombardero F-16I del régimen de Tel Aviv —la primera aeronave militar israelí derribada en 36 años, según las autoridades israelíes—, cuando este volvía de bombardear objetivos en el territorio sirio. En la contraofensiva también sufrió importantes daños un bombardero F-15 Eagle Strike israelí.

Este incidente puso fin, conforme a varios análisis, a la inmunidad aérea de la que gozaba el régimen israelí al sobrevolar el espacio aéreo del suroeste de Siria, donde ha estado llevando a cabo ataques aéreos con bastante frecuencia.

hgn/anz/ftn/rba

Commentarios