• Baterías de misiles de sistemas antiaéreos S-400.
Publicada: viernes, 6 de noviembre de 2015 7:04

Rusia podría haber desplegado múltiples sistemas de defensa aérea S-300 o S-400 a lo largo del territorio sirio, informaron el jueves medios estadounidenses.

Según informó la revista norteamericana The National Interest, existe una enorme probabilidad de que el Ejército ruso haya emplazado sistemas S-300 o S-400 en Siria para garantizar la seguridad de sus aeronaves de combate y también interceptar y derribar a cazas intrusos de otros países en el territorio del país árabe.

Dicha revista y también el portal estadounidense International Business Times recordaron las declaraciones pronunciadas ayer por el coronel general Víctor Bóndarev, comandante de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, en las que confirma el envío de sistemas antiaéreos rusos a Siria.

Ya había reportes sobre la presencia de avanzados sistemas de defensa aérea Pantsir-S1 en el territorio sirio pero las declaraciones de Bóndarev y también las fuentes locales, asegura The National Interest, indican la presencia de los S-300 e incluso de los avanzados S-400 en Siria, aparatos descritos por oficiales de la Fuerza Aérea estadounidense como “bestias a las que no te quisieras ni acercar”.

Un cohete disparado desde una batería de misiles del sistema antiaéreo S-400.

 

De ser cierta la presencia de cualquiera de estos dos sistemas antiaéreos en Siria, advierte, las operaciones aéreas de Estados Unidos y sus aliados en el marco de la llamada coalición en contra del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el territorio sirio se verían gravemente afectadas y tendrían que pedir el permiso a Moscú para bombardear cualquier parte de Siria.

La mencionada revista considera que, de este modo, Rusia se haría con el control del espacio aéreo en Siria y podría cerrar el acceso a quien quiera y cuando quiera. Solamente aeronaves de combate de última generación de EE.UU., como el F-22 Raptor o el B-2 Spirit, tendrían chance de romper la defensa aérea de Moscú sobre Siria, pero para estos también sería imposible volar sobre Siria, si Rusia desplegara muchos de estos sistemas antiaéreos.

Dos cazabombarderos F-22 Raptor flanquean un bombardero B-2 Spirit de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

 

Desde hace más de un mes, la Fuerza Aérea rusa lleva a cabo bombardeos contra las posiciones de grupos terroristas en el territorio sirio, entre ellos Daesh y el Frente Al-Nusra (filial de Al-Qaeda en Siria) y, hasta el momento, según fuentes rusas, ha conseguido destruir al menos 1600 objetivos terroristas y también ha acelerado el avance de las fuerzas sirias en sus operaciones contra los extremistas.

hgn/ncl/hnb

Comentarios