• Las banderas de la OTAN ondean durante ejercicios militares en Polonia.
Publicada: martes, 28 de diciembre de 2021 0:33

Rusia vuelve a alzar la voz de alerta ante el despliegue militar provocativo de la OTAN cerca de sus fronteras y en apoyo a Ucrania.

“La alianza ha pasado recientemente a la práctica de provocaciones directas” que corren “el alto riesgo de convertirse en un enfrentamiento armado”, dijo el lunes el viceministro de Defensa de Rusia, Alexander Fomin, durante una reunión que incluyó a enviados de 14 países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El alto cargo castrense lamentó que la OTAN “ha ignorado constantemente los intereses rusos y ha evitado una discusión equitativa de los problemas existentes”.

A principios de este mes en curso, Moscú presentó borradores de documentos de seguridad exigiendo que la Alianza Atlántica niegue membresía a Ucrania y otros países exsoviéticos y ponga fin a los despliegues militares en Europa Central y Oriental. Estados Unidos y sus aliados se han negado a proporcionar tales promesas.

 

Moscú ha presentado dichas demandas en medio de las crecientes tensiones entre ambas partes por una acumulación de tropas en la región por ambas partes.

El Occidente quiere afianzar la idea de que Rusia planea invadir Ucrania en cuestión de meses, sin embargo, Moscú ha negado tener tales planes y defiende su derecho a tomar medidas ante la expansión de la OTAN y el despliegue de armas en su cercanía.

Entretanto, el país euroasiático ha acusado al Occidente de planear un conflicto en Ucrania para luego culpar a Moscú de ello y aplicar sanciones que debiliten la economía rusa.

En esta línea, el ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigú, alertó el 21 de diciembre que campañas militares privadas de EE.UU. están “preparando una provocación con componentes químicos” en el este de Ucrania.

tqi/hnb