• El representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia.
Publicada: miércoles, 4 de diciembre de 2019 23:39
Actualizada: jueves, 5 de diciembre de 2019 2:32

El Gobierno de Rusia expresa su “preocupación” por los esfuerzos para crear disputas entre Irán e Irak y desestabilizar el país árabe.

“Nos preocupan los posibles efectos negativos de la situación política iraquí, una situación que es el resultado de ciertos esfuerzos para alimentar las tensiones en torno a Irán”, aseveró el representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia.

En un discurso ofrecido el martes en una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) sobre la situación en Irak, Nebenzia denunció que el conato para llevar a Bagdad a una confrontación con Teherán tiene por meta desestabilizar el país árabe.

“Irak tiene derecho a construir y desarrollar relaciones normales con sus vecinos. Nadie tiene derecho a socavar estos lazos”, enfatizó el diplomático ruso.

Nos preocupan los posibles efectos negativos de la situación política iraquí, una situación que es el resultado de ciertos esfuerzos para alimentar las tensiones en torno a Irán”, aseveró el representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia.

 

La sesión del CSNU se celebró, como hemos apuntado, para discutir la situación en Irak, país que, desde el pasado 1 de octubre, ha sido escenario de protestas, que comenzaron de manera pacífica, pero que se tornaron violentas después de que vándalos y saboteadores infiltrados comenzaran a realizar actos de sabotaje y dispararan contra la Policía y los manifestantes.

Asimismo, en noviembre, varios grupos de agentes infiltrados entre los manifestantes iraquíes atacaron los consulados de Irán en las ciudades iraquíes de Karbala (centro) y Nayaf (centro-sur), en un intento para provocar tensiones entre ambos países.

LEER MÁS: Irak pide disculpas por ataque contra consulado iraní en Nayaf

No obstante, tanto el Gobierno persa como el iraquí atribuyeron esos actos terroristas a otros gobiernos, que buscan, en vano, que surjan tiranteces entre Bagdad y Teherán, desgobernar el país árabe y traer de vuelta la era de la dictadura a Irak para poder robar sus recursos naturales, en especial el petróleo.

LEER MÁS: EEUU e Israel aplauden el ataque al consulado iraní en Irak

El Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha destacado, a su vez, el fracaso de las conspiraciones enemigas para suscitar discordias entre Irán e Irak, recalcando que los dos países son inseparables por su amor hacia la Familia del Profeta del Islam (Ahlul Bayt), concretamente el Imam Husein (la paz sea con él).

mnz/anz/nkh/alg

Comentarios