• Banderas de Irán e Irak instaladas en el camino de los peregrinos durante la ceremonia religiosa de Arbaín, en la ciudad iraquí de Karbala.
Publicada: domingo, 10 de noviembre de 2019 16:17

Los usuarios iraníes e iraquíes de la red social Twitter han lanzado una campaña en línea para condenar los complots foráneos que socavan lazos entre dos países.

Los organizadores de esta campaña han usado dos etiquetas en lengua árabe, a saber, #IránIrakNuncaSesepararán y #IrakNoArderá, a fin de llamar la atención pública sobre las conspiraciones que se ocultan detrás del reciente ataque de un grupo de alborotadores al consulado iraní en la ciudad iraquí de Karbala.

“Algunos países regionales y sus aliados occidentales creen erróneamente que pueden ocultar sus repetidas derrotas contra el Eje de la Resistencia al suscitar discrepancias entre Irán e Irak”, según resalta un internauta en un mensaje publicado este domingo en su cuenta de Twitter.

La citada campaña fue creada días después de que un grupo de agentes infiltrados entre los manifestantes iraquíes atacara el consulado iraní en la ciudad sagrada chií de Karbala; primero, escalaron las barricadas de concreto que rodean al edifico diplomático y luego prendieron fuego a la parte inferior de la pared.

El ataque, no obstante, fue respaldado inmediatamente por unos funcionarios del Gobierno de EE.UU. y su aliado israelí, quienes acusaron a Irán de estar detrás de los disturbios en Irak, sin presentar pruebas de ello.  

LEER MÁS: Tribus de Karbala se disculpan por asalto al consulado de Irán

Algunos países regionales y sus aliados occidentales creen erróneamente que pueden ocultar sus repetidas derrotas contra el Eje de la Resistencia al suscitar discrepancias entre Irán e Irak”, según resalta un internauta en un mensaje publicado este domingo en su cuenta de Twitter.

Los usuarios de las redes sociales han reaccionado resaltando que detrás de las protestas en Irak se oculta cierta injerencia extranjera, para después destacar que estos actos de sabotaje emprendidos por unos asaltantes no pueden interrumpir las “estrechas relaciones” del pueblo iraquí con su vecino persa.

Conforme a los activistas de esta campaña, ciertos países buscan, en concreto, castigar al pueblo de Irak por acoger a millones de peregrinos iraníes y de otros países del mundo durante la mayor concentración religiosa del mundo, conocida como Arbaín, que se lleva a cabo anualmente en la sagrada urbe de Karbala.

“El enemigo ha apuntado a la unidad de la nación de Irán y la nación de Irak, pero deben saber que nunca dejaremos sola a la nación iraquí”, ha escrito Azimzadeh, un usuario iraní de Twitter.

“Los enemigos occidentales e israelíes están que arden; no pueden parar y ver la unidad y la amistad de los musulmanes, por eso se están gastando tanto”, ha resaltado otro usuario.

Las protestas en el país árabe comenzaron el 1 de octubre en reacción a la corrupción, el paro y los ineficaces servicios básicos. Se trataba de un movimiento pacífico, sin embargo, se tornó violento cuando ciertos individuos, haciéndose pasar por indignados, se infiltraron en las movilizaciones para provocar disturbios.

LEER MÁS: Hipótesis del estallido de las protestas violentas en Irak

Bagdad ha dejado en claro que reconoce el derecho a expresarse en las calles, pero rechaza la violencia. Asimismo, las autoridades iraquíes han denunciado la presencia de algunos infiltrados liderados por países extranjeros para desviar el carácter pacífico de las marchas.

El pasado mes de octubre, el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, destacó que los enemigos han fracasado en sus esfuerzos por suscitar discordia entre Irán e Irak, destacando que los dos países vecinos son inseparables por su amor hacia la familia del Profeta del Islam, especialmente, el Imam Husein (la paz sea con él).

myd/anz/hnb

Comentarios