• Sanciones incentivan progreso comercial y turístico en Rusia
Publicada: lunes, 2 de diciembre de 2019 0:14
Actualizada: martes, 3 de diciembre de 2019 3:33

Las sanciones de Occidente contra Rusia han provocado que las autoridades del país busquen un incremento de la producción nacional, la inversión y el turismo.

Las sanciones de Occidente siempre han buscado aislar a países soberanos con el fin de golpear a su economía, para así poder influir en sus actividades políticas y comerciales y en, muchos de los casos, apoderarse de sus recursos naturales.

Sin embargo, Irán, Rusia, Cuba y Siria, entre otros países, han mostrado que esta política agresiva y de injerencia no es efectiva en ninguno de los casos.

Las sanciones provocan un efecto positivo en el desarrollo interno de las naciones afectadas. Por ejemplo, en Rusia, las autoridades buscan alternativas para el incremento de la producción nacional, la inversión, así como la atracción del turismo.

La pequeña República rusa de Mari-El se ha convertido en uno de los ejemplos de ese progreso interno y es, en la actualidad, una de las más importantes regiones del país en la producción de lácteos, así como en la producción de carne que alcanza el 300 % en comparación con su necesidad de consumo.

Según el jefe de la República de Mari-El, Aleksandr Evstieef, la posición geográfica de la República y su cultura milenaria también permite que la región sea interesante para el turismo ecológico, gastronómico, y étnico.

La ayuda estatal también se registra en las empresas de manufactura, que son conocidas ya en todo el mundo, las mismas que trabajan con su propia tecnología, lo que permite no tener ningún efecto por una presión extranjera.

La República de Mari-El también es muy conocida por su amor a la cultura, en su capital, Yoshkar-Olá, están ubicados varios de los reconocidos como mejores teatros del país, en la que se puede ver dramatizaciones internacionales como la “Duodécima Noche” del dramaturgo británico William Shakespeare, lo que atrae a visitantes nacionales y extranjeros.

La República de Mari-El en los últimos años ha registrado un importante crecimiento. El trabajo de las autoridades por hacer de la región un lugar interesante para la inversión así como para el turismo “es palpable”, por lo que las sanciones de Occidente no son efectivas contra países soberanos que, a su vez, tienen su propia producción y una potente economía.

Cristian Eloy Torres, Yoshkar-Olá, Rusia.

xsh/rba

Comentarios